Aunque no el peor, el mejor enemigo de los libros no es, evidentemente, el olvido.

por Sergio Marentes  Aunque no el peor, el mejor amigo de los libros no es, evidentemente, el agua. Era una tarde lluviosa, de esas que tanto me alegran el día […]

Anuncios
Leer Artículo →