La poesía venezolana triunfa en el exterior

Por Patricia Chung

Mientras que Yolanda Pantin obtuvo el XVII Premio Casa de América de Poesía en España por su obra “Lo que hace el tiempo”; Jesús Montoya ganó en Bogotá el primer premio de poesía hispanoamericana Francisco Ruiz Udiel por su libro “Hay un sitio detrás de los incendios

EL TIEMPO PASA

La poeta Yolanda Pantin (Caracas, 1954) se impuso entre 961 obras de 22 países, entre ellos Venezuela, México, Cuba, Argentina y Colombia.  Según el jurado que seleccionó el texto Lo que hace el tiempo, se trata de “Un poemario íntimo que activa al mismo tiempo las regiones de la meditación y el pensamiento“. Según ella misma lo ha expresado es una reflexión sobre el paso del tiempo, la vida y la muerte.

Las obras más reconocidas de Pantin son: Correo del corazón (Fundarte, Caracas, 1985), La canción fría (Angria, Caracas, 1989), La quietud (Pequeña Venecia, Caracas, 1998), La épica del padre (La nave va, Caracas, 2002), Poemas huérfanos (La liebre libre, Maracay, 2002) y El hueso pélvico (Eclepsidra, Caracas, 2002). Fue coautora, junto con Ana Teresa Torres, de El hilo de la voz (Fundación Polar-Angria, Caracas, 2003), antología crítica de literatura venezolana del siglo XX escrita por mujeres.

Yolanda Pantin estudió Artes en la Escuela de Artes Plásticas del Estado Aragua. En 1974 se trasladó a Caracas para estudiar Letras en la Universidad Católica Andrés Bello. En 1978 fue fundadora del grupo “Rastros”, cuya revista ilustró y en la cual publicó sus primeros textos. En 1979 ingresó en el taller literario “Calicanto”, dirigido por la prestigiosa escritora Antonia Palacios, el cual agrupaba los más destacados escritores de su generación. La amplia trayectoria de Pantin incluye la fundación del mítico Grupo Tráfico en 1981 junto con Armando Rojas Guardia, Miguel Márquez, Rafael Castillo Zapata, Igor Barreto y Alberto Márquez.

En 1986 el Consejo Nacional de la Cultura le otorgó una beca de creación  por dos años  para desarrollar  sus proyectos literarios. Entre 1985 y 1990, fue periodista cultural; primero del semanario “Número”, y luego coeditora de la revista “Qué Pasa”. En 1989 fundó con otros escritores el Fondo Editorial Pequeña Venecia, dedicado a la publicación de poesía, y trabajó como coordinadora editora hasta 1994. En 2004, recibió la beca Guggenheim.

Aparte de la poesía, Yolanda Pantin también se ha destacado en el ensayo, la edición y la escritura de libros para niños. Escribió en 1981 Casa o lobo y publicó 21 caballos en 2011, luego se dedicó de lleno a la obra  que le acaba de valer el reconocimiento de la Casa de América.

La poeta ha sido conferencista en festivales literarios de Europa y América, sus obras han sido traducidas al inglés, francés, alemán, holandés y portugués. Fue directora adjunta de la Fundación Casa de la Poesía Juan Antonio Pérez Bonalde, y también del departamento de museología del Museo de Arte Contemporáneo Alejandro Otero de Caracas.

 

LA MEMORIA COMO MATRIZ

Por segunda vez el poeta merideño Jesús Montoya (Tovar, 1993), obtiene un reconocimiento internacional. Él ganó  la primera edición del Premio de Poesía Hispanoamericana Francisco Ruiz Udiel, convocado por Valparaíso Ediciones, con su libro Hay un sitio detrás de los incendios.

Anteriormente había logrado destacar en el Concurso Hispanic Culture Review, organizado por George Mason University, con su ensayo La urbe de la desmemoria. Doble ambigüedad: sujeto y contexto en Nocturama de Ana Teresa Torres.

Montoya se llevó el reconocimiento, por su “vertiginosa superposición de imágenes poéticas de gran impacto y verso de largo aliento con poemas que conjugan de manera solvente tradición y vanguardia”, detalló en un comunicado Valparaíso Ediciones, que convocó el premio.

El jurado  estuvo conformado por el colombiano Federico Díaz-Granados como presidente y el mexicano Alí Calderón, el español Daniel Rodríguez Moya y el italiano Eden Tosi como vocales.

En la convocatoria del premio podían participar autores de hasta 30 años de cualquier país de América y para esta primera edición se postularon más de 200 procedentes de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

El premio incluye la publicación del libro en México, España y Colombia. En su obra, Montoya  ha recorrido los espacios de lo doméstico, lo familiar y en este libro los mezcla con lo urbano. “Todo representa la misma cuestión polifónica, la memoria como matriz de todas esas voces” afirmó el poeta.

Montoya, es licenciado en Letras mención Lengua y Literatura Hispanoamericana y venezolana por la ULA y vive en San Cristóbal. Es fundador del grupo literario Los hijos del lápiz.  Ganador en la mención de poesía por la obra Primer viaje del XXIII Concurso de cuento, poesía y ensayo (2013). Con el libro Las noches de mis años obtuvo el premio en la mención de poesía de la edición XII del Concurso para Autores Inéditos de Monte Ávila Editores (2014). Obtuvo el primer lugar del XVII Concurso Nacional de Poesía Joven Lydda Franco Farías por la obra Fueron las olas (2014).

Desde QUÉ LEER les extendemos nuestras más sinceras felicitaciones a Yolanda Pantin y a Jesús Montoya por tan merecidos reconocimientos que dejan el nombre de Venezuela muy en alto en el mundo cultural internacional.

Anuncios

3 Respuestas a “La poesía venezolana triunfa en el exterior

  1. Pingback: La poesía venezolana triunfa en el exterior – Constansa y las Artes Plásticas·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s