Carmelo Di Fazio asegura que la moraleja es lo fundamental

Con colaboración de Silvia Moya 

Empeñarse es importante. Aunque la vida nos lleve por caminos distintos, y la decisión sea tomarlos. Aunque nos gusten tanto esos caminos, y fluyamos con ellos. Puede que sueñes con ser médico, y resulte que tengas madera de escritor, pero el promedio solamente te dé para Publicidad y Mercadeo.

Así le pasó a Carmelo Di Fazio, quien se enamoró de la carrera que comenzó como la opción para salir de su ciudad natal, Puerto Ordaz, Venezuela, en medio de sus deseos de muchacho. Y que, sin embargo, jamás se olvidó de escribir, convirtiendo esa en su herramienta para sanar a los demás.

Di Fazio tiene una voz dulce. Con tono de hombre, sí, pero que no intenta esconder su lado más niño, ni sus emociones. Solo aflora, con la paciencia que acompasa sus palabras, y parece llevar en sí mismo.

Reside en Miami desde 2001, donde comparte hogar con su esposa y tres hijos. Una niña, y dos varones. Actualmente en Nueva York, busca vender los derechos de su segundo libro: El Marica.

Autor de tres obras exitosas, que no solo han llevado su nombre a los estantes del país, sino de Latinoamérica y España,  acumuló una experiencia laboral increíble. Nos referimos a cargos importantes en empresas como Venevisión – que recuerda como la oportunidad más hermosa y llena de aprendizaje -, Sony Entertainment Television, Warner Channel, o Directv.

“En la actualidad, desde que salí de Directv hace casi un año, he asesorado empresas pequeñas, pero estoy más bien volcado en mi carrera de escritor. No estoy negado en volver a la industria de la publicidad, que es fascinante, pero debe ser una oferta interesante la que me motive a volver”, asevera Di Fazio.

Es un escritor desde hace años, que además escribe diariamente. Acompañado con café y tabaco, un libro es el resultado de un proceso que va de lunes a domingo, en los que durante ocho horas diarias, se aleja y encierra hasta que la novela esté lista.

“Mi primer cuento fue publicado en El Nacional hace 25 años. Una amiga lo guardó porque ella decía que yo iba a cumplir mi sueño de ser escritor, y me lo regaló cuando publiqué ¿Quién inventó la crisis?, que ha motivado a mucha gente”.

Titulado Triste Amanecer, la narración cuenta la historia de un médico con problemas renales, que tomó la decisión “nefasta”, como se refirió el autor, de secuestrar a un niño en la calle para robarle un riñón. Con una temática muy fuerte, el fin de su creador fue dar un mensaje contundente.

Así como en ese primer cuento público, continuó teniendo como premisa dejar algo a sus lectores.

Habla de la moraleja como lo fundamental, porque lo entiende “como lo esencial para dejar una huella en el tiempo”. Agrega que no se trata de la cantidad de personas que te conozcan, sino de lo que mueves en ellas, de lo que enseñas y motivas.

Su primer libro fue ¿Cómo soportar la crisis?, que se publicó en el 2009. En este caso, explica que se trata más que todo de entender que hay por qué no hay que temerle a los conflictos, o a las dudas, porque todo pasa.

“Y creo que más que moraleja te da las herramientas para entender cómo soportar cualquier chaparrón. Por eso, uno de los puntos del libro es “tu cheque de luz”. Es tiempo de cobrar tu cheque de luz, tienes bendiciones que ni tú te imaginas”, explica el escritor.

descarga

El marica, novela de amor publicada en el 2012, intenta enseñar que el amor puedes destruir o construir imperios, pero adicionalmente te deja entrever la podredumbre moral de una sociedad, y que el poder mal utilizado a conveniencia termina mal siempre.

Enfatizando el poder de los milagros, la moraleja de El ángel que no merecía morir le da poder a la responsabilidad que tenemos al sentenciar que todo depende de nosotros. Aunque seamos “nefastos”, las oportunidades seguirán ahí.

images

Curiosidades

  • Pasiones
  • Escribir, cocinar y el tabaco
  • ¿Qué cocina?
  • Me gusta cocinar española, italiana, por mis raíces. Venezolana obviamente por ser mi país, pero mezclo mucho. Peruana, mezclo ingredientes diferentes. Me encanta la comida china. Las empanadas españolas me quedan espectaculares. Me encanta cocinar. Justo hoy hice una pasta que mis hijos se chuparon los dedos.

 

  • ¿Por qué tabaco?
  • Fumo cuando escribo porque me despierta mucho. Ojo, no fumo cigarrillos. No me gusta. Lo detesto. Fumar me despierta, me oxigena. Me da ideas, me da locura. No sé. Tomar café y fumar tabaco para escribir. Eso.
  • ¿Qué lee?
  • Mezclo mucho. Leo de todo. Uno de mis favoritos es Alexander Pushkin. Su libro que me marcó en mi época de adolescente fue La hija del capitán. García Márquez. Gallegos. Uno de los venezolanos que más me gustado siempre es Miguel Otero Silva. Juan Rulfo en su marca con su Pedro Paramo. Me gusta mucho leer de historia, de revoluciones, de militares sobretodo. Anaïs Nin me encanta su parte erótica. No leo mucha poesía. Dan Brown me parece impresionante como te envuelve.  Vargas Llosa. Muchos libros. Clásicos ¡Uff!, Dumás.
  • ¿Qué representa la culminación de cada libro?
  • Al terminar el libro, significa mucho. Representa una meta culminada, una ventana hacia el mundo, conectarme con las personas. Dejar huella. Es una cercanía y que tu mensaje llegue a generar cambios es un sueño. Ver tus obras publicadas en las librerías es genial pero lo mejor es ver cómo llega. Es como crear mundos para tocar corazones.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s