Jhonny Scipioni: solo leía clásicos y no sabía nada de literatura juvenil

Con colaboración de Sylvia Moya

Estar cerca de alguien dejó de ser necesario para sentir su energía, su manera de vibrar. Las plataformas digitales nos han acercado. Lo que emanamos por lo que somos, lo que expandimos cuando algo nos gusta, y hablamos de ello, puede sentirse en nuestra manera de hablar, y notarse en nuestros gestos.

Identificamos el ánimo solo con escuchar, y definitivamente, cuando es una nota de voz la manera en la que conocemos a Jhonny Scipioni, es sencillo saber que ama los libros porque su manera de hablar de ellos dibuja una imagen visual indudable en nuestras mentes: su sonrisa.

photo

Jhonny Scipioni tiene 26 años, es abogada, ejerce, y desde 2014, sube videos a Youtube con recomendaciones literarias, y comentarios sobre libros contemporáneos y clásicos, que la convirtieron en la Booktuber venezolana con más suscriptores en su canal.

Siete libros leyó en una semana por un maratón en el que participó cuando estaba en la universidad, y utilizó la hazaña como tema en su primer audiovisual en la plataforma de internet.

“El primer video no lo olvidará nadie. Yo había hecho antes, pero no los publicaba. Fue una decisión tipo: es ahora o nunca. Y salió muy bien, tuvo bastantes vistas”, comenta Scipioni.

Antes de ser Booktuber, era una suscriptora más que seguía el movimiento en Estados Unidos, México, Chile, o Perú, de la comunidad a la que ahora pertenece. Destaca que es impresionante como los lectores en Latinoamérica acuden a la herramienta, y agrega que se sumó para “aportarle un granito de arena a su país”.

Comenzó editando con el programa Camtasia, y se quedó con Sony Vegas. Inició grabando en la biblioteca de su casa, y ahora, lo hace en su cuarto con ayuda de una lámpara cuando la luz natural ya no está.

Pasó de no saber colocar la imagen de inicio en el video, a jugar con la edición como quiera para hacer los videos atractivos y resaltar “la belleza que tienen los libros”

“Me dan ataques de Art attack”, confiesa.

Su impresión más grande se la llevó cuando la experiencia abrió sus ojos y prejuicios sobre sus coterráneos al darse cuenta que sí son muchas las personas que leen en Venezuela, según asegura.

Los aportes del movimiento se hicieron sentir en el mes de diciembre que pasó cuando los booktubers – quienes tienen un grupo en la red social Whatsapp – unieron sus fuerzas para realizar un maratón donde se leyeron siete libros.

Escogieron una saga: Harry Potter. Lograron el apoyo de Editoriales B, que aportó copias de Identidad compartida, de Rafael Baralt Lovera para los ganadores de cada reto, y también el del escritor Carlos Da Silva, quien les envió su libro Trillizas.

“Teníamos miedo de que no participaran pero la respuesta fue magnífica. La gente estuvo muy emocionada. Hay muchos seguidores de esta saga. Y ya estamos evaluando qué escoger para un próximo maratón”.

Expresa que las personas que conoció han sido lo mejor, personas que hacen lo mismo que ella, o leen lo mismo que ella, y con las que ha creado lazos de amistad – al punto de hablar todos los días – aunque no las haya tratado en persona nunca.

Controversia

Scipioni asegura que llegar a Booktube significó abrirse a lecturas contemporáneas porque “solo leía clásicos y no sabía nada de literatura juvenil”.

Explica que su preocupación cuando comenzó a subir videos en Youtube fue no saber si la verían o no, debido a los estilos literarios que se trataban principalmente en otros canales, en relación con sus propios gustos.

Sin embargo, respetó el tipo de libros porque “todo varía según la personalidad y la experiencia”, y comenzó a leerlos para hablar de ellos sin sentir que se restringía.

“Hay mucha controversia con la literatura comercial, pero hay libros que son malos y otros que son buenos. Y yo creo que lo importante es comenzar. Una vez que haces el primer paso – agarrar el libro – comienzas a buscar otro género y te das cuenta de que ese primer libro que leíste no es lo mejor que está allá afuera”, aclara Scipioni.

Comenta que disfruta mucho la narrativa fantástica, y hay obras de fantasía juvenil que no la sorprenden, porque al llegar a Robin Hood o George R.R. Martin “como que se te abre el cerebro ya que la diferencia es impresionante y dices: ¡Wao! ¡Esto es increíble!”.

En el 2016, la booktuber se atrevió a hacer videos donde habla de esos “clásicos”. El primero fue El fantasma de la opera – que es su musical favorito – de Gastón Leroux, luego El libro de la selva de Rudyard Kipling, La muerte de Ivan Ilich, de Leon Tolstoi – que fue el que más disfrutó hacer –, y Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas.

“Siempre, está el temor en las personas de si el libro será aburrido pero los clásicos siempre te sorprenden. Ahora, a mí no me gustó Alicia en el país en las maravillas pero te sorprende algo siempre”.

Scipioni afirma que está intentando inspirar a la gente a quitarse el miedo con su propia experiencia, cautivándolos con lo fascinante que es para ella misma entrar en la mente de esas personas que vivieron otras épocas.

Asegura que hay seguidores escépticos, pero otros también han demostrado interés por leerlos al darles otras perspectivas, o simplemente, mostrarles qué existen y lo que abordan.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s