Siete libros de la literatura contemporánea venezolana

Con colaboración de Sylvia Moya

Las librerías son lugares, que como las bibliotecas, resguardan historias grabadas en papel. Unas más viejas que otras, unas más reales que otras. La experiencia es maravillosa. Nos agachamos, nos paramos, inclinamos, o subimos a escaleras, para dar con aquello que buscamos y muchas veces ni sabemos cómo se llama.

Paseamos nuestros dedos por las obras, conocemos sus sinopsis, y luego no sabemos qué escoger. Y sin importar el tamaño del lugar, serán muchos los autores – sea cual sea el género o edad de ese libro – que encontremos, y rechacemos por desconocerlos. O “nunca haber escuchado de ellos”.

La lucha sobre la literatura clásica, contemporánea, o los Best sellers, es interminable y nos acompaña incluso cuando se trata de la jornada de adquirir un libro.

Leer es un viaje personal que juzgará los libros según los gustos y no según su fama, o el polvo añejando sus letras. A veces una reseña no es suficiente para salir de lo “usual”, y las opiniones de los amigos o personas que pasan por nuestras vidas, se hacen necesarias.

Si lees solo clásicos y no sabes por dónde comenzar cuando se trata de literatura contemporánea – y además venezolana – aquí te traemos siete recomendaciones de lectores “comunes” y sus observaciones sobre cada libro:

  • La Señora Ímber, Diego Arroyo gil (2016)

“La Señora Ímber me resulta fascinante porque cuenta la vida de un personaje tan controversial y que es punto de referencia de la sociedad venezolana: Sofía Ímber.

 El trabajo de su autor, Diego Arroyo Gil, me parece impecable al aceptar el reto de narrar la biografía en primera persona, entrando totalmente en la mente tan abstracta y difícil de esa personalidad. El texto se pasea desde el lado más humano, hasta los logros de quien aportó tanto a la cultura, pero que no ha tenido tantos reconocimientos como se merece”.

  • Caracas Muerde, Héctor Torres (2012)

“El libro Caracas Muerde de Héctor Torres es un compilado de crónicas que expone el contraste existente hoy en día en Venezuela.

Me gusta porque aunque las historias muestran el lado más crudo y visceral de la sociedad, le da al lector un poco de esperanza, evidenciando con algunas anécdotas que todavía existe la bondad en los habitantes de una ciudad tan frenética como Caracas.

 La manera en cómo se entrelazan los hechos y las descripciones impecables atrapan desde la primera línea”.

  • Etiqueta Azul y Liubliana, Eduardo Sánchez Rugeles

“Hay tres libros venezolanos que me han encantado, pero en el primer lugar se disputan dos títulos del mismo escritor: Liubliana (2012) y Etiqueta Azul (2011), de Eduardo Sánchez Rugeles. Los elijo porque tienen el poder de destrozar al más frío corazón.

Ambos libros transmiten la decadencia del venezolano relatada de una única y dolorosa forma. Sánchez Rugeles cuenta crueles verdades que llegan a asfixiarnos como a Gabo y a Eugenia. Leerlo te parte el alma, te arruga el corazón y te deja sin esperanza”. Nathaly Chinchimire, estudiante.

  • El libro de Esther, Juan Carlos Méndez Guédez (1999)

“Al igual que Rugeles, tiene una particular manera de plasmar lo mal que estamos. Pero también atrapa con la historia de un amor intenso, imposible y doloroso”. Gianna Pitino Felizola, estudiante.

  • Pin, pan, pun , Alejandro Rebolledo (1999)

“Esta historia de Rebolledo es, sin duda, una obra maestra de la cultura pop venezolana. Un libro que con facilidad puede servir de puente entre dos o más generaciones. Sus acciones se impulsan desde lo cotidiano, no hay nada elaborado, lo que sucede en sus páginas podría pasarle a cualquiera.

Sus personajes hablan desde lo visceral, lo caraqueño, lo tercermundista. Eso, a su vez, te genera atracción y rechazo. Sin duda no serás el mismo después de leerlo. Entenderás, finalmente, que gran parte de lo que nos sucede como país y como ciudadanos, es porque así lo queremos, como si nuestro ‘ADN venezolano’ no admitiera configuración alguna”,-

  • La huella del Bisonte, Héctor Torres (2012)

“La huella del Bisonte, de Héctor Torres, narra la historia de una relación prohibida entre un adulto y una adolescente. Polémico, doloroso y con un final inesperado, este libro me aportó una pizca de malicia necesaria para estos últimos tiempos que vivimos. Es de esos textos que enseña y advierte, que ilusiona y asusta. Una conjugación siempre interesante”.

  • Liubliana, Eduardo Sánchez Rugeles (2012)

“Hilada y acompañada de una mayor carga musical que su predecesor «Blue Label/Etiqueta Azul», algo ya habitual en su autor, Liubliana logra sumergirnos en una historia marcada por recuerdos, anhelos, frustraciones, felicidades y horrores comunes. Se convirtió en el primer libro que, luego de terminarlo, me hizo guardar una especie de luto literario, y será, hasta que la memoria lo permita, un texto al que siempre regresaré para arroparme con sus magnificas frases y capítulos”. Carlos Carrillo, estudiante y productor de radio.

Hay tres libros venezolanos que me han encantado, pero en el primer lugar se disputan dos títulos del mismo escritor. Liubliana y Etiqueta Azul de Eduardo Sánchez Rugeles. Los elijo porque tienen el poder de destrozar al más frío corazón. Ambos libros transmiten la decadencia del venezolano relatada de una única y dolorosa forma. Sánchez Rugeles cuenta crueles verdades que llegan a asfixiarnos como a Gabo y a Eugenia. Leerlo te parte el alma, te arruga el corazón y te deja sin esperanza.

Anuncios

3 Respuestas a “Siete libros de la literatura contemporánea venezolana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s