Héctor Abad Faciolince apadrina una editorial para nuevos escritores colombianos

El escritor crea Angosta al margen de los grandes grupos editoriales del mercado.

Un taller de escritura que todavía no tiene fin. Varios jóvenes que llevan reuniéndose con el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince desde 2012 se convirtieron en sus aliados y este mes lanzaron la editorial Angosta. Después de varios años de leer y volver a leer, el autor de El olvido que seremos (Planeta, 2006) le propuso a uno de los asistentes a sus talleres que crearan una editorial. Abad Faciolince encontró que había muchos autores nuevos que no reciben apoyo. José Ardila (hoy editor de Angosta) aceptó. A ellos se unió más gente y decidieron apostar por ser la “puerta amplia por la que pasan los rechazados”. Los que son rechazados por las grandes editoriales, los que no tienen respaldo.

El escritor colombiano tenía los ahorros de algunas traducciones de sus obras y, en lugar de comprar una casa en Madrid (como cuentan que lo tenía pensado), se los dio a Angosta. “Está claro que es una empresa con ánimo de quiebra, que tiene claro que su objetivo no son las ganancias”, dice Ardila, el editor. Tiene 30 años y asegura que el taller, que terminó convertido en una editorial, le ha dado la posibilidad de descubrir el complejo camino que se debe seguir para hacer un libro y lo difícil que resulta para los autores inéditos conseguir apoyo.

La idea es publicar al menos 10 veces al año. Empezaron con La corriente, escrito por Juliana Restrepo, una autora desconocida en el ámbito literario, una mujer que estudió Física y que escribe. Que escriban y que lo hagan bien es lo único que le interesa a esta editorial. Por eso, no importa que la autora del próximo libro (una novela) tan solo tenga 18 años y todavía sea estudiante de colegio. “No vemos la edad, simplemente queremos abrir un espacio a buenos textos”, dice el editor, que asegura que esperan incursionar también en los libros digitales, pero no como unas versiones del impreso sino como la posibilidad de aprovechar lo que brinda el entorno de Internet.

“Quise tener una editorial porque he participado en todos los procesos del libro menos en este de fundar una editorial”, ha dicho Héctor Abad. Después de escribir, traducir, corregir y vender libros, intentará ahora buscar nuevos escritores en castellano y rescatará libros de otras lenguas y otras épocas. “Queremos hacer libros que la gente pueda comprar, nuestro principal objetivo es que sea bueno, pero que sean comprables. Nuestra tarea es sacar buenos libros y que estén a disposición de un lector”, asegura Ardila. El sello también espera aportar al momento que vive Colombia. “Más que hablar de paz, creemos que esta clase de proyectos culturales abre campos y siembran semillas. El solo hecho de buscar talentos jóvenes ya es empezar a formar parte de ese nuevo momento”, agrega.

Cuentan que la elección del nombre, al que se llegó por descarte, “recoge, aunque sea por accidente, la esencia del proceso editorial: el de los autores es una senda angosta, un paso para unos pocos. Angosta, así suene estrecha, es capaz de albergar a todas estas líneas de trabajo. Es una Angosta que aspira a respirar, a ampliarse”. En los próximos días abrirán una convocatoria pública para recibir propuestas y a la que mejor esté escrita editarle un libro.

FUENTE: http://cultura.elpais.com/

4 Respuestas a “Héctor Abad Faciolince apadrina una editorial para nuevos escritores colombianos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s