A los 90 años murió el premio Nobel de Literatura Darío Fo

Roma . Dario Fo

Actor y dramaturgo italiano, publicó más de 100 obras teatrales y numerosos libros. Fue galardonado por su lucha por restituir la dignidad de los oprimidos. 

A los 90 años y siete meses cumplidos Darío Fo murió esta mañana en el hospital Sacco de Milán, donde estaba internado desde hacía dos semanas por problemas pulmonares, asistido hasta el final por su hijo Jacopo. En 1997 recibió el premio Nobel de Literatura, pero su figura y sus obras desbordaron la posibilidad de ubicarlo en un único casillero de la cultura o la política.

Actor, dramaturgo, escritor, pintor, poeta, activista político castigado por prohibiciones y muchas otras cosas, Darío Fo fue ante todo un juglar que como en el medioevo se burlaba con la sátira de los poderosos expresando la rabia del pueblo. Su obra maestra fue “Misterio bufo”, presentada en 1969, en donde como único actor en la escena recitaba el “grammelot”, lenguaje teatral que tiene sus raíces en las improvisaciones juglarescas de la “commedia del arte”.

En el “Misterio bufo”, una de las grandes obras teatrales y literarias del siglo XX italiano, Darío Fo inventó con extraordinaria fantasía la reelaboración de antiguos textos antiguos en clave de ironía. Lo más extraordinario es que hablando un lenguaje de gran originalidad se hacía comprender e involucraba al público que se divertía de lo lindo con la sátira. Naturalmente, el poder y sus excesos eran el objetivo del juglar que había comenzado a actuar en la línea del bufón del rey, aquel personaje real que hacía reir al soberano diciendo verdades en clave de solfa que a otros hubieran costado el patíbulo.

En el “Misterio Bufo” Darío Fo mezcló palabras, estilos, entonaciones, ritmos de los dialécticos de la septentrional llanura padana de Italia, creando una variante original del “teatro de la variación” que en Italia tenía un glorioso pasado de siglos.

Darío Fo había nacido en 1926 en Sangiano, un pequeño pueblo de pescadores. De su padre, actor aficionado y de las narraciones de su abuelo, bebió las primeras inspiraciones de su arte. Recordó siempre que escuchaba a sus paisanos de Sangiano contar historias de pueblo, llenas de imaginación pero no de verdades, lo que le aumentaba su admiración.

Fo era muy buen pintor y de aprendizaje clásico. Estudió en la Academia de Brera, en Milán, quizás la mejor de Italia, antes de entrar a trabajar en la RAI, la radiotelevisión italiana, como escritor de textos satíricos. Allí encontró a la bellísima actriz Franca Rame, que fue la compañera de su vida, con la que se casó por la iglesia. Franca murió hace tres años de un derrame cerebral a los 83 años y Fo no se repuso del todo del golpe. “Soy ateo, pero Franca se me aparece todas las noches”, comentó hace poco. Aunque muchas veces la Iglesia censuró algunas de sus obras teatrales –que en total superan el centenar-, Darío dijo que “amo a este Papa” por su convicción de que la Iglesia debe ser “pobre y para los pobres”. Se refería al argentino Jorge Bergoglio.

Cuando la academia sueca le otorgó el premio Nobel de Literatura, en 1997, su principal motivación fue “por seguir la tradición de los juglares medievales, que se burlan del poder restituyendo la dignidad a los oprimidos”. Es probable que el Papa Francisco suscribiría este argumento. Darío Fo dijo dos cosas del premio. Primero que era “el primer payaso que lo recibió” y segundo que “conmigo han querido premiar a la gente de teatro”.

Darío Fo y Franca Rama, cuyos nombres están unidos en la imagen colectiva de los italianos, fueron censurados durante años por la televisión italiana por sus farsas desmesuradas que el público recibía con risas y aprobaciones, salvo los grupos más conservadores y tradicionalistas, que los consideraban extremistas de izquierda y burladores de la religión.

La segunda obra maestra teatral de Fo fue “Muerte accidental de un anarquista”, en 1970, en lo que se considera su período más creativo e influyente. La obra farsesca se inspira en un episodio real. Tras un atentado neofascista en 1969 que costó la vida a 16 personas en Milán y mutilaciones a otras 86, las fuerzas del orden y la justicia acusaron en cambio a un grupo de anarquistas. Uno de ellos, Giuseppe Pinelli, cayó desde el tercer piso al patio de la central de policía de Milán. Suicidio fue la versión oficial. Lo tiraron, opinaron los grupos de izquierda.

En “Muerte accidental de un anarquista”, que transcurre en un salón de la central de policía, Darío Fo unió la farsa al empeño político creando un personaje, el Loco, que como el bufón revela las verdades incómodas. El personaje y el actor se trasvistieron de psiquiatra, juez, capitán de la policía científica y obispo. Las incongruencias de la versión oficial que revela la trama teatral hicieron época.

Darío Fo fue también “regista” teatral de ópera. Entre ellas una obra maestra con la dirección orquestal del gran maestro Claudio Abbado, estrenada en 1978 en Cremona. Fue la “Historia de un soldado” de Igor Stravinsky, con 30 mimos en un escenario de 16 metros y escenas móviles. Abbado dijo que los hallazgos de Fo eran extraordinarios.

Darío y Franca militaron en el Socorro Rojo, apoyaron la revolución cultural china, se colocaron a la izquierda del Partido Comunista Italiano. Con los años, afinaron su compromiso político. Franca fue elegida senadora del partido centrista del magistrado Antonio Di Pietro. Ambos simpatizaron con el movimiento Cinco Estrellas del comediante Beppe Grillo y después de la muerte de Franca, Fo participó en todos los grandes actos de los “grillinos”, que ya constituyen el primer partido político del país, con un 30% de preferencias.

Por su afinidad con la ideología literaria de Luigi Pirandello (otro premio Nobel de la Literatura) y como reencarnador de la figura del juglar, portador de las voces heréticas del pasado y una función fuertemente polémica del presente, hay escritores que inscriben a Darío Fo en una corriente renovadora del mundo clásico de la Commedia del Arte, “que insinúa en el presente un fragmento del pasado que tiene una valencia en los acontecimientos políticos contemporáneos”.

Fuente: clarin.com

Una respuesta a “A los 90 años murió el premio Nobel de Literatura Darío Fo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s