El arte recupera la celda de Oscar Wilde

celda wilde

La prisión de Reading homenajea al escritor a través de la obra de más de 30 grandes artistas internacionales

La prisión de Reading, donde fue encerrado en 1895 el escritor Óscar Wilde, abrirá sus puertas al público por primera vez en la historia este septiembre. A la vez, los pasillos de la cárcel se llenarán de obras de creadores como Richard Hamilton o Nan Goldin. No por nada Artangel, la organización británica promotora de la iniciativa, es conocida por sus muestras en lugares inesperados. Así que Inside: Artists and Writers in Reading Prison (Dentro: artistas y escritores en la prisión de Reading), organizada junto con la Universidad de Reading, contará con la participación de más de 30 artistas internacionales que rendirán homenaje al autor irlandés.

A través de la escritura, el arte y la lectura, los creadores intentarán responder a la obra de Wilde. Abordarán temas como el dolor de la separación impuesta por el Estado, la redención, el paso del tiempo o el amor, partiendo de experiencias propias o de su imaginación. Habrá obras nuevas de Marlene Dumas, Steve McQueen o Goldin y piezas ya conocidas de artistas como Hamilton, Doris Salcedo o Jean-Michel Pancin.

Además, se podrán visitar las celdas del recinto. Entre ellas, estará la denominada C.3-3, que acogió en su momento al escritor. Es ahí donde Wilde escribió su famosa De Profundis, una carta que nunca llegó a las manos de su destinatario, Lord Alfred Douglas, su amante y causa de su encarcelamiento. Cada domingo, hasta que la muestra finalice el 30 de octubre, invitados como Neil Bartlett, Patti Smith o Ben Whishaw se reunirán en la antigua capilla de la prisión donde leerán esa obra.

En la tarde del 11 de septiembre, la cadena de radio BBC Radio 4 emitirá desde la vieja celda de Wilde una versión reducida de De Profundis. La acompañará una serie de lecturas de cartas que escribirán artistas como Ai Weiwei, Binyavanga Wainaina y Anne Carson, en respuesta al trabajo del escritor. Durante la exposición, también se podrán observar las fichas de detención de los presos que habitaron el presidio y planos relacionados con el estricto sistema de aislamiento que la filosofía del recinto imponía a cada prisionero.

Diseñada por los arquitectos británicos William Bonython Moffatt y George Gilbert Scott, la prisión de Reading buscaba aislar a los presos y privarlos de cualquier contacto humano. Durante sus dos años de condena, Wilde sufrió los estragos de este método, lo cual reflejó una vez liberado en Balada de la cárcel de Reading, su última obra antes de morir en 1900. La estructura cruciforme que abarca el espacio, ahora expositivo, abrió en julio de 1844 y se acabó cerrando el 4 de septiembre de 2013.

Justo ese día, tres años después, arrancará Inside: Artists and Writers in Reading Prison. Tal como mencionan en su nota de prensa, los directores de Artangel,James Lingwood y Michael Morris, creen que será una oportunidad única para “reflexionar, en un lugar particularmente poderoso, sobre las implicaciones para el individuo cuando se separa de la sociedad por culpa del Estado”.

Fuente: cultura.elpais.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s