Crecen los bares temáticos inspirados en la literatura

verne club 2

Palermo homenajea a Borges y a Lewis Carroll, con Alicia como protagonista. Cortázar y Verne tienen su rincón en Almagro.

Una fiesta del té con el Conejo Blanco de Alicia en el País de las Maravillas, un café inspirado en la París de Cortázar, un cóctel con el Capitán Nemo, una tertulia con Borges y hasta un vaso de “leche plus” (transformado en un trago ruso blanco) con Alex, el protagonista de La naranja mecánica. Transportarse a otros tiempos y lugares ya no es privativo de la literatura: los bares inspirados en autores y novelas crecen en Buenos Aires y reproducen la tendencia de otras ciudades del mundo.

En Palermo, Verne Club honra al autor de La vuelta al mundo en 80 días con un bar que hace cobrar vida a los protagonistas, escenarios y objetos del universo de Julio Verne, desde el menú hasta la decoración.

“La vuelta al mundo… es mi libro favorito, porque sobre él podemos crear una carta de tragos que reproducen los sabores más característicos de Japón o Londres, por ejemplo”, explica Germán Lacanna, uno de los dueños, que es, además, un apasionado profesor de Literatura. Detrás de la barra tiene nada menos que al consagrado Federico Cuco.

Otro que sigue los pasos de un gran escritor es el Café Cortázar, que abrió en enero pasado en Almagro. “Aquí no sólo me transporto a otra época, sino a otro ugar. Siento que estoy en París y en Almagro a la vez”, ríe Pablo Pires. Es que las chapas antiguas, las postales de una Notre Dame lejana, y la tipografía de la máquina de escribir de Julio Cortázar parecen oscilar entre Francia y Argentina.

cafe cortazar

Pero la literatura argentina tiene su meca en la manzana de Guatemala, Serrano, Paraguay y Gurruchaga, invocada en las letras de Jorge Luis Borges. La escritura de compra muestra que esos lotes pertenecieron a la familia del escritor hasta 1938 y cuelga, hoy, en El Aleph del Soho.

“Hay una afinidad natural entre libros y bares: llaman a crear y compartir”, explica Tony Raposo, el encargado del café que organiza tertulias para preservar el espíritu borgeano en su casa familiar. Allí, se ofrecen exposiciones de arte y cuentos de conventillos y cuchilleros con guitarreadas, los sábados.

En Palermo Soho está, también, el País de las Maravillas de Lewis Carroll. Desde el menú con pizzas en forma de corazón, hasta invitaciones a una fiesta de “no cumpleaños”, Sigue al Conejo Blanco recrea el mundo de Alicia de jueves a domingo con cocina gourmet. “Las ilustraciones del libro proponen un universo increíble, salido de un sueño. Intentamos replicar ese mundo”, explica Loli Gauto, dueña del restaurante.

Venivan también invita a la fiesta del té en Palermo, pero más en clave naturista: los platos vegetarianos del menú invitan a “una alimentación consciente”. “El libro critica muchas banalidades de la vida cotidiana que nos separan de lo importante, y en eso nos inspiramos para armar este espacio”, comenta Sebastián, uno de sus dueños, que capturó en grafitis la esencia de los libros y las películas de Alicia…

Secreto. La inspiración fílmica es la base de Korova: no sólo es el bar de la escena inicial de La naranja mecánica, inspirado en la novela homónima de Anthony Burgess. Es, también, uno de los pubs a puertas cerradas en Olivos. “La idea original era combinar el bar con una sala de cine. Cuando uní los conceptos, surgieron el nombre y la estética”, explica Popi, su dueño y bartender.
Con luces escenográficas y una carta que incluye hasta cuarenta variedades del clásico Old Fashioned, el ambiente “parece salido de una película de Kubrick”, según sus habitués

Alternativas extremas
Desde strippers vampiras hasta un espacio que insta a comer sin control disfrazado de “hospital”, en algunas ciudades de Estados Unidos, el país donde esta tendencia tiene más adeptos, los bares temáticos innovan cada vez más. The Lovecraft, en Portland, honra al maestro del terror H.P. Lovecraft con strippers góticas y un pentagrama gigante que cuelga sobre una pista de baile. En una vuelta más polémica, el Heart Attack Grill –con sedes en Las Vegas y Miami– está inspirado en una guardia de hospital contra la obesidad. Las camareras están vestidas de enfermeras y sirven hamburguesas de hasta 2 mil calorías. Los “pacientes” que acreditan pesar más de 160 kilos comen gratis.

Fuente: rouge.perfil.com

Una respuesta a “Crecen los bares temáticos inspirados en la literatura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s