4 escritoras que fueron también libreras

Alice-Munro

Mary Shelley

Decidida a crear una fuente de ingresos sólida y consistente (mucho más sólida y consistente que vivir de la filosofía…), la segunda esposa de William Godwin, Mary Jane Clairmont, empujó al matrimonio a crear una librería especializada en libros para niños (también editaban cuentos para niños y el propio Godwin firmó unos cuantos bajo pseudónimo porque lo de escribir literatura juvenil no es algo que diese buena fama a un filósofo radical). La Juvenile Library estuvo abierta unos cuantos años y lo estuvo antes de que Mary Shelley, hija de Godwin, huyese con Shelley. Mary, como sus hermanas (Fanny, la otra hija de su madre, y Claire, la hija de su madrastra), tenía que ayudar en la librería familiar. Podemos ver como era la librería (son las dos ilustraciones que acompañan este párrafo) gracias a que una escritora de las que publicaba con ellos introdujo la librería en una de sus historias y el ilustrador lo usó para hacer las ilustraciones que lo acompañaban.

Nancy Mitford

La escritora y miembro de las polémicas hermanas Mitford trabajó durante un tiempo en una librería. Mitford trabajó en la librería Heywood Hill durante la segunda mitad de la II Guerra Mundial (ganaba, según su hermana, 3 libras a la semana) y ayudó a que la librería se convirtiese en una especie de epicentro culturar durante los años 40, como explican en la web de la librería (que sigue existiendo). La librería pertenece ahora a uno de los sobrinos de la escritora.

Alice Munro

En los 60, el entonces marido de Alice, Jim Munro, y la propia Alice fundaron una librería en la zona vieja de Victoria, la capital de la región canadiense de British Columbia. La librería sigue operativa y ocupa el antiguo edificio de un banco, aunque Alice Munro ya no está ligada a ella. Los Munro se divorciaron en los 70 y la librería quedó en manos del marido.

Penelope Fitzgerald

Penelope Fiztgerald también trabajó en una librería y su experiencia le sirvió como base para una de sus novelas más conocidas, La librería. En su caso, la librería fue una solución (como en el de los Godwin, al final) para encontrar una fuente de ingresos sostenible. Su marido se había convertido en alcohólico tras haber vuelto de la II Guerra Mundial y su carrera laboral empezó a ser errática.

Fuente: libropata.com

 

Una respuesta a “4 escritoras que fueron también libreras

  1. Pingback: 4 escritoras que fueron también libreras — QueLeer | Jesús Clara·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s