Omira Bellizzio: “Cuando lees poesía te están susurrando al alma”

Omira lleva una mochila llena de experiencias, poesía, amor por la tierra. Siente especial simpatía por los niños. Nació en Monagas, se crió en Caracas y ahora vive en Valencia. Cursó la licenciatura en Estudios Internacionales, obtuvo una Maestría en Literatura Venezolana por la Universidad de Carabobo y el Componente Docente.

La internacionalista, docente, escritora y productora de radio trabaja arduamente en promover la lectura entre los pequeños de la casa. Fue la única venezolana elegida en 2013 para realizar estudios de animación a la lectura en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), gracias a una beca obtenida a través de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Tanta es la fascinación de Omira por la ecopoesía, que escribió un poemario titulado Y la tierra sonríe. Desea seguir escribiendo poesía enfocada en la conservación ambiental y, además, se está aventurando a escribir sobre temas a ma inmigración.

image1 (2)

Omira,  ¿cómo nació la idea de Y la tierra sonríe?

Me preocupa el deterioro de nuestro medio ambiente. Este poemario nació para fundar en los niños amor hacia la naturaleza, para que cuiden de ella, porque es su hogar. Y la tierra sonríe es un título que llama a la esperanza, a la reflexión, al resguardo y armonía de nuestro planeta. Entonces, ¿por qué no sensibilizar desde la infancia; guiar, despertar los sentidos a través de la poesía? Creo que nosotros y nuestros niños desde el corazón nos comprometeríamos a protegerla. Marcaríamos el cambio. Esa es la idea.

¿Cuáles son tus autores de referencia sobre ecopoesía?

Definitivamente el poeta chileno Nicanor Parra es una referencia importante para la ecopoesía. Sin embargo, escuché hablar de ecopoesía o poesía ecológica al poeta Félix Hugo Noblecilla, presidente de la organización Unión Mundial de Poetas por la Vida (Poetas UNIVA) cuya sede está ubicada en Tumbes, Perú..Esta organización realiza anualmente un encuentro de ecopoesía. Es decir, todos los que asisten escriben poesía ecológica o ambientalista. Es una red de poetas con un profundo respeto y compromiso por la conservación de nuestra madre tierra. Ellos también serían mis autores de referencia. En Venezuela los poetas para niños Ana Teresa Hernández y Jesús Rosas Marcano escribieron sobre el tema ambiental: Cartilla ecológica y El agua cotidiana respectivamente.

¿Cuáles consideras que son las principales razones por las que los niños deberían acercarse a la lectura?

Porque desde temprana edad los estimula intelectualmente, favorece la creatividad, la escritura e, inclusive, la expresión oral. Fomenta la reflexión, les educa el sentido crítico y la comprensión del lenguaje. Además, el niño descubre valores a través de los personajes, distingue argumentos y disfruta del contenido del libro al expandir su imaginación. Es un acto gozoso.

¿Cómo un niño puede aprender a cuidar el planeta a través de la poesía?

La poesía se siente. Te voy a dar un ejemplo, uno siente dolor cuando se está quemando el cerro Ávila, el pulmón de Caracas o siente una profunda tristeza al ver un río lleno de desperdicios, sin peces o siente alegría de bañarse en una playa de agua cristalina, o paz al respirar aire puro. Si yo leo un poema que me habla de la belleza de la naturaleza, la grandeza del universo o la pureza del aire, de alguna manera me dice íntimamente que la respete, que la cuide y resguarde. La poesía nos entrelaza con las emociones y sentimientos. Cuando lees poesía te están susurrando al alma.

¿Qué tips podrías darle a un padre que desea que su pequeño lea o escriba poesía?

Más que tips, es mi experiencia personal. Les leí poesía a mis hijos desde el vientre, les cantaba canciones, cuando paseábamos nos deteníamos a mirar el cielo, las flores, el paisaje. Descubríamos la belleza en las cosas más sencillas. Siempre los rodeé de libros. No te puedo negar que tener un taller de animación a la lectura y de escritura creativa en casa hace todo más fácil, es nuestro día a día. Los niños deben hacer cosas de niños, inclusive jugar videojuegos. Sin embargo, mamá y papá deben tener un espacio para el disfrute de la lectura en casa y deben tomar un pequeño tiempo para leer con sus hijos, hacerlo cotidiano y festivo. Mis hijos son buenos lectores, también escriben poesía y cuentos.

¿Cuáles herramientas  has usado para llevar el contenido de tu libro a los niños?

Tengo un taller permanente de animación a la lectura. Se llama Secretos del taller de Omira, donde los niños van a leer, a escribir y realizamos actividades de expresión artística. El taller también es itinerante; voy a escuelas e instituciones a nivel nacional e internacional. El maratón de lectura y cuentacuentos ¨Un abrazo de paz no es un cuento¨ es un evento que está cumpliendo 5 años. Voy con una maleta de libros, unas alfombras, me acompañan mis amigos cuentacuentos y 3 veces al año (el día internacional del libro infantil, el día internacional de la paz y el primer domingo de diciembre para la llegada de la navidad) nos reunimos en el Jardín Botánico de Naguanagua, en Valencia, Estado Carabobo. Y rodeados de la hermosa fauna y flora del jardín, al aire libre, todos leemos y escuchamos cuentos. Esa conexión es maravillosa. Hemos leído ¨Y la tierra sonríe¨ bajo el gran Samán centenario y es muy emocionante sentir su energía y el cariño de los niños y sus familias hacia la naturaleza después de escuchar los versos. Es muy gratificante.

En general, ¿cuáles son tus autores favoritos?

Te hablaré de autores de literatura infantil. De Venezuela, disfruto la poesía de Jesús Rosas Marcano. De las precursoras de la poesía infantil venezolana mis favoritas son Morita Carrillo y Ana Teresa Hernández. En narrativa admiro y aprecio prácticamente a todos los autores contemporáneos venezolanos. No los voy a nombrar porque si dejo de mencionar a solo uno  me puede traer problemas. Soy amiga o conozco a muchos de ellos, así que me voy para afuera. Entre mis favoritos están: Roald Dahl, Tomi Ungerer, Gianni Rodari, Anthony Browne, Ana María Machado, Triunfo Arciniegas, Keiko Kasza, Francisco Hinojosa, Leonor Bravo, Antonio Orlando Rodríguez, Carlos Rubio, Lily Cuadra, Danilo Sánchez Lihón y muchos más. Me encantan los libros álbum de Marco Chamorro e Isol. De los de siempre: Andersen y los hermanos Grimm. Mejor lo dejo hasta aquí. Soy fanática de la literatura infantil, por eso creo que me convertí en narradora oral, para poder contar cuentos a mis hijos y a otros niños.

¿En dónde podemos conocer más sobre tu trabajo como escritora?

El poemario Colegiala fue publicado en Ecuador y Puerto Rico, La comunión del colibrí y la luna en Perú. En esos países aún se consiguen ejemplares. En Venezuela fueron primeras ediciones de la editorial El perro y la rana. Los secretos de la Luna fue ganador del certamen mayor Cada día un libro y luego me publicaron Inventando Poesía. El poemario Llegó la navidad fue una publicación institucional y, por ende, limitada. Yo conservo ejemplares de mis libros. Por mis redes sociales y en mi blog en algunas ocasiones cuelgo un poema. Sé que un cuento me lo publicaron en un blog argentino y poemas en portales de España. Sin embargo, alrededor de 12 antologías han publicado mis poemas y cuentos (Israel, Perú, Argentina, Chile, Ecuador, Bulgaria, Venezuela) y también en revistas de Estados Unidos, Cuba, México, Perú y Argentina.

Lee más sobre Omira Bellizzio en:

Twitter: 

Blog: 

Con colaboración de: @soyeileen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s