Claves para leerle un cuento a tu hijo

padre e hijo

Leerle un cuento a tu hijo se convierte no sólo en unas de las partes más especiales de la rutina para irse a la cama sino también en un momento que ayuda a que fortalezcáis más si cabe el lazo de amor que nos une. Por eso, es importante realizar esa tarea, pero eso sí, debe hacerse de la manera más conveniente.

Cuento adecuado

Lo primero y fundamental es que elijas correctamente el cuento que le vas a leer y que vais a disfrutar en común. Para eso, piensa en la edad de tu hijo, ante todo, ya que esta te indicará cuáles son las historias más convenientes. Asimismo también puedes tener en consideración si tu pequeño está atravesando algún momento conflictivo (pesadillas porque sueña con monstruos, tiene que pasar de la cuna a la cama, está en fase de dejar el pañal, se encuentra celoso por la llegada de un nuevo hermano…). Y es que en las librerías encontrarás un sinfín de libros que, mediante una divertida historia, ayudan a superar esos trances.

No es una obligación, es un placer

Hay padres que piensan en el momento de leerles un cuento a sus hijos como una obligación y tener esa idea es un error. Deben disfrutar de ese instante para compartir risas y caricias, para olvidarse de los problemas de su vida diaria y para demostrarle a sus pequeños que siempre estarán ahí a su lado, para ayudarles y protegerles.

Momento y lugar adecuado

La mayoría de los padres eligen el momento justo de meter a sus niños en la cama para contarles un cuento. Así, estos se relajarán y conseguirán conciliar el sueño más fácilmente. Eso sí, para lograrlo la habitación debe estar a una temperatura adecuada y con una luz tenue. No obstante, también se puede optar por llevar a cabo esa actividad en otro momento que se considere igualmente oportuno.

Otras claves

Además de todo lo expuesto, para poder lograr que la lectura de un cuento sea especial y se convierta en uno de los recuerdos más hermosos de la vida, tanto para el padre o madre como para el pequeño, hay que tener en cuenta estos otros consejos:

  • Para que los niños disfruten de esta actividad, es importante también que los libros cuenten con divertidas ilustraciones.
  • Es vital que, a edades tempranas, se apueste por cuentos que sean sencillos y breves, ya que los menores no tienen demasiada capacidad para prestar mucho tiempo atención.
  • Para que no decaiga el interés, es recomendable que el adulto ponga las voces a los distintos personajes y enfatice las frases. Es más incluso puede gesticular para hacer hincapié en lo que está diciendo.
  • Cuando ya se hayan leído varios días el mismo cuento, se puede hacer partícipe al pequeño de la historia. Para eso, se puede detener la lectura para ver si sabe lo que viene a continuación e incluso preguntarle directamente qué pasa acto seguido.

Fuente: blogs.okdiario.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s