Vargas Llosa llega a La Pleiade: el olimpo de la literatura gala

Mario Vargas Llosa1

El Nobel peruano ha sido incorporado a la colección de lujo francesa que publica sólo a los clásicos de la narrativa universal. Se publican ocho de sus novelas y es el primer escritor no francés en entrar en vida.

“Frescamente llegado a Paris en agosto de 1959, me compré Madame Bovary en la librería La Joie de Lire, en la calle Saint-Séverin, y esta novela, que leí en estado de trance, revolucionó mi visión de la literatura. Descubrí que el realismo no es incompatible con el rigor estético más estricto ni con la ambición narrativa … “.  La anécdota la explicaba hace poco a la editorial francesa Gallimard el escritor peruano Mario Vargas Llosa, justificando ese vínculo con la cultura gala que ha marcado su vida como escritor.

De chico, el escritor peruano devoraba los libros de Julio Verne, Alejandro Dumas, Paul Féval y Víctor Hugo. Y durante su juventud leía “con pasión” a Sartre y admiraba “su literatura del compromiso”, aunque luego se distanciara de él. Merleau-Ponty, Simone de Beauvoir, e “incluso el católico Gabriel Marcel” estaban entre sus favoritos aunque su preferido fuera Albert Camus, “el más artista y el mejor prosista” de todos.

 Esta relación será coronada este 24 de marzo cuando el peruano entre a formar parte oficialmente de la lujosa colección La Pleiade, la  serie de literatura inventada en 1931 por un editor independiente de origen azerbaiyanés, que buscaba dar un formato elegante pero práctico a las obras completas de los autores clásicos  siempre dentro de “un cierto confort”. Una colección rodeada de un misticismo: se cuenta que ejemplares se conservan a veces bajo llaves en las librerías, como si se tratara de una pieza de joyería, y pese al precio, la colección ha vendido 20 millones de ejemplares desde su primera impresión.

 En este ingreso al firmamento literario, ocho de los libros del Nobel serán impresos en formato de bolsillo, pero en papel biblia y con cobertura de cuero como ya lo han sido las obras de Jean-Paul Sartre, Albert Camus o Maquiavelo y de otros 230 escritores. El peruano sin embargo, no sólo es uno de los pocos escritores en habla hispana en entrar a este exclusivo círculo, al que ya pertenecen Jorge Luis Borges, Octavio Paz o Cervantes, sino que es el primer escritor extranjero en entrar en vida, justo cuando cumple 80 años. La idea nació de Antoine Gallimard, el dueño de la editorial del mismo nombre que edita actualmente la colección, cuando Vargas Llosa acababa de recibir el Nobel de Literatura: “Gallimard quería destacar la importancia sobre todo de la obra narrativa de Mario Vargas Llosa que aunque está inscrita en la geografía y en la historia de América del Sur, tiene una dimensión universal y entrega un testimonio irreemplazable sobre la condición humana”, explica a La Tercera, Hugues Pradier, el director  editorial de la colección.

 En Gallimard se jactan sobre todo de que el narrador peruano, que dice “sentirse más feliz que cuando me dieron el Nobel”  se implicó verdaderamente en el proyecto al designar a Stéphane Michaud, profesor de literatura comparada en la Universidad de la Sorbona como coordinador, lo que para los franceses es una muestra de humildad del autor “pues no ha sido él quien ha esculpido su propia escultura”.

 Sí fue él en cambio quien eligió las novelas, (ocho, impresas entre 1963 y el 2006), una vez que la editorial le explicó que ése era el género que querían publicar en estos dos tomos, los únicos previstos por ahora: “ él mismo escribió el prólogo”, destaca Pradier. Y agrega que “estuvo muy disponible para responder todas las preguntas que le pusieron los responsables de la edición”.

 La ciudad y los perros, La casa verde, Conversación en La Catedral y La tía Julia y el escribidor, aparecen en el primer tomo. La guerra del fin del mundo, La fiesta del chivo, El paraíso en la otra esquina y Travesuras de la niña mala  completan la selección. Son las novelas “más representativas de lo que he escrito”, reconoció a Gallimard Vargas Llosa. “En ellas se aprecia mi interés por la problemática peruana y latinoamericana, pero también por la historia que es una de las fuentes más ricas de mis ficciones. Incluso si mi primera vocación fue el teatro, sigo amando la novela”. Cada tomo se vende por 72,50 euros, unos 55 mil pesos.

 Fue en París, esta ciudad a la que le reprocha haberse cerrado al extranjero en los últimos 60 años, que Vargas Llosa escribió sus primeras novelas: “Aquí descubrí América Latina y comencé a sentirme latinoamericano, allí vi publicados mis primeros libros, y aprendí gracias a Flaubert, el método que me convenía y supe qué tipo de escritor quería ser. Francia, me enseñó el universalismo, una característica de la cultura francesa desde la Edad Media, lejos de ser exclusivo del  arraigo de un escritor en la problemática social e histórica de su propio mundo, en su lengua y tradición, se fortificaba, al contrario, y se cargaba de realidad”, recuerda en el prefacio a la Pleiade. Y es aquí donde su obra recibe esta distinción, entrando al firmamento de los mejores escritores del mundo, de acuerdo al gusto francés. ”Francia siempre ha recibido con ansias las obras de Vargas Llosa que son traducidas al francés al poco tiempo de su edición en español.  Durante los  60 y 70, fue además uno de los escritores más conocidos del boom latinoamericano junto a Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes. Y hasta hoy sigue siendo muy popular por su cercanía con Francia y su admiración por escritores como Flaubert o Malraux. No podía ser de otra manera”,  sentencia Pradier.

Fuente: latercera.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s