Los cinco principales mercados editoriales en 2016

libros_texto

A principios de enero, Publishing Perspectives publicó una encuesta en la que preguntaba a los profesionales de la edición en todo el mundo sobre cuáles eran los mercados editoriales sobre los que querrían saber más y en qué partes del mundo tenían intención de centrarse el año entrante. Los resultados pusieron de manisfisto que los editores han puesto sus ojos en los mercados emergentes, aunque manteniendo y fortaleciendo relaciones con los mercados ya establecidos.

  1. Latinoamérica

Latinoamérica es la primera región de interés entre los que respondieron a la encuesta. Unida por un idioma común, el español, ofrece múltiples y variadas oportunidades para el negocio global del libro. Las mejoras en las condiciones económicas y el aumento del acceso a los dispositivos móviles, da a los editores más formas de llegar a sus lectores y de poner su contenido en circulación, tanto ebooks como mensajes de marketing. Esto es particularmente importante en una región en la que la distribución de libros impresos entre países es un desafío.

Los editores latinoamericanos llevan un tiempo intentando operar con mayor independencia de los grupos españoles que durante décadas han dominado el continente. Han surgido algunas editoriales pequeñas e independientes que están dinamizando el panorama literario, en parte porque la tecnología ha bajado los costes de la edición.

Las inversiones gubernamentales en educación y cultura han permitido también a más editoriales latinoamericanas aumentar sus oportunidades de negocio internacionales y dar visibilidad a autores locales ( a través de iniciativas de derechos y la asistencia a eventos internacionales).

Por supuesto, aún hay que afrontar desafíos en este fragmentado continente, pero, mientras el negocio del libro continúe desarrollándose en Latinoamérica, las oportunidades para los editores internacionales y los proveedores de servicios continuarán creciendo.

  1. Oriente Medio

El segundo de la lista es el interés combinado en la región de Oriente Medio y los Emiratos Árabes Unidos. Otra región de alto interés para el crecimiento editorial en la que las oportunidades son dobles.

Los gobiernos están priorizando la educación y la alfabetización, y están invirtiendo dinero en asegurarse de que sus estudiantes tengas acceso a los mejores materiales de enseñanza.

Parece también, debido a los actuales acontecimientos, que hay un creciente interés en Europa y el oeste en una mejor comprensión del Islam y de las políticas de Oriente Medio.

Un desafío en la región es la censura, tanto la impuesta por los gobiernos extremistas como por los grupos militantes. Recientemente Irán aumentó sus medidas de censura, y el gobierno saudí continúa su protestacontra las obras de Salman Rushdie.

Sin embargo, las asociaciones de editoriales de Arabia Saudí y la UEA han declarado que quieren conversaciones continuadas sobre la “libertad de publicación” y que su prioridad es apoyar a los editores.

Pese a las divisiones culturales, las asociaciones internacionales están empezando a afrontar algunos retos –como la distribución y la piratería– y oportunidades, como la edición y venta de libros digitales. Varias organizaciones, entre ellas la Sharjah Book Fair y Sheik Hamad Award de Qatar ofrecen significativas subvenciones a la traducción y promueven la cooperación internacional.

  1. Reino Unido

Con toda la divulgación internacional que la UK Publishers Association realiza a lo largo del año –particularmente en lo relacionado con el copyright, la formación profesional y los derechos de venta– así como el especial interés que despiertan muchos de los editores y empresas británicos, no es de extrañar que GB esté entre los países destacados de esta lista. El mercado británico es fuerte, y un lugar prometedor para encontrar nuevos negocios.

Uno de los principales y recientes temas acerca de GB ha sido la creciente fuerza de los libros impresos y la relativa estabilidad del negocio de la venta de libros. Waterstones dejó de vender Kindles el año pasado alegando el bajo interés que despertaban estos dispositivos y la mejora de las ventas en papel. Foyles está apostando por un modelo híbrido entre impreso y digital para la mayoría de sus tiendas físicas. En todo el país, cadenas de librerías y librerías independientes informan del aumento de las ventas de libros impresos.

En la parte digital del negocio, muchas de las startups y de las empresas británicas se centran en el futuro de la edición. Los editores están entusiasmados por las oportunidades que el móvil puede significar, y buscan una mejor comprensión de este medio.

Los autores británicos quieren tener más peso y estar mejor pagados. Recientemente varios autores importantes boicotearon el Oxford Literary Festival en protesta porque los autores que participan en este tipo de acto no reciben ninguna compensación económica. A principios de esta semana, la Society of Authors junto a la US Authors Guild lideraron una coalición internacional en demanda de mejores térmicos en los contratos editoriales.

  1. Japón

En un esfuerzo por acabar con el descenso de la lectura y la compra de libros en Japón, los libreros están buscando formas de aumentar su atractivo, tanto local como internacionalmente. La cadena de libreríasKinokuniya tiene tiendas físicas en varios países y está usando sus plataforma asiática de comercio electrónico como medio de hacer negocios fuera. Kinokuniya también ha empezado a comprar tiradas enterasde los libros más populares directamente de los editores para evitar la competencia de Amazon.

Recientemente, el Ministerio de economía, comercio e industria, operando bajo la campaña nacional “Cool Japan”, se está centrando en el manga y la no ficción más que en la ficción literaria. Esta estrategia tiene visos de ser acertada después del éxito internacional de The Life-Changing Magic of Tidying Up y otros libros japoneses similares sobre estilo de vida. Curiosamente, los libros infantiles y juveniles aún no son una categoría establecida en Japón. Para quienes venden derechos, esto puede significar una buena oportunidad de negocio en Japón.

  1. España

Quizá porque España comparte idioma con Latinoamérica, porque muchas editoriales españolas tienen delegaciones en Latinoamérica, o por el número de startups de origen español, Espeña está en el número 5 de nuestra lista.

La Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) afirma que el mercado español es “altamente competitivo” con otros mercados europeos como el británico, el francés o el alemán. También, que los editores españoles están digitalizando sus negocios y sus contenidos, y que existen iniciativas contra la piratería. No todo el mundo está de acuerdo con esta imagen tan prometedora.

En el frente digital, existen varias startups españolas que confirman la visión de la FGEE de que España tiene una orientación digital. 24symbols ha supuesto un gran avance llevando los ebooks a lectores de todo el mundo. Nubico está trabajando en el siempre cambiante modelo de suscripción, y Odilo, un distribuidores de ebooks y audiolibros a bibliotecas, se está expandiendo por todo el mundo. También está Tekstum, que ofrece análisis de big data a los editores; y Mylibretto, que les ofrece análisis de medios sociales. Y el pasado otoño, dos agentes literarios de Barcelona lanzaron The Spanish Bookstage, una plataforma de derechos y licencias online de libros en español.

Artículo publicado originalmente en inglés en Publishing perspectives, por Hannah Johnson, con el título Top 5 Publishing Markets for 2016, Chosen by You

Fuente: actualidadeditorial.com    Traducido por: Arantxa Mellado | @arantxamellado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s