10 libros que puedes leer en menos de una hora

reading

La velocidad de lectura está relacionada a la cantidad de palabras que una persona consigue leer por minuto durante una lectura, en la que se dejan a un lado las distracciones y se pone todo el empeño en comprenderla, aunque depende también de muchos factores, como el hábito que cada quien haya desarrollado a lo largo de su vida como lector, o el género literario del texto, esto implica distintos grados de dificultad.

Conforme vamos creciendo, somos más capaces de mejorar la velocidad en la que leemos, al mismo tiempo de mejorar nuestra capacidad de abstracción. La Universidad de Texas de Permian Basin hizo un estudio que arrojó que los estudiantes universitarios leen a una velocidad promedio de 300 palabras por minuto, mientras que los adultos en general logran 250 palabras durante el mismo tiempo, es decir: de 15 mil a 18 mil palabras por hora. Eso implica que en teoría podemos leer un libro de cien páginas en menos de una hora.

Afortunadamente existen infinidad de obras que cumplen esa característica y que podemos disfrutar en nuestros ratos libres. Seguramente pensaste en Batallas en el desierto o El principito, pero aquí te mostramos un breve listado de otros clásicos y grandiosos textos a los que les puedes dedicar un momento, y para que no tengas pretexto, te informamos que la mayoría se encuentran online.

El cuento de la isla desconocida (2006) José Saramago 80 páginas

Este cuento nos habla sobre la historia de un noble portugués que desea explorar “la isla desconocida”, por lo que decide pararse en la puerta del palacio de un egoísta rey para pedirle una de sus carabelas y emprender el viaje. Como en cada una de sus lecturas, Saramago empuja al lector a hacer una reflexión; en este caso la isla desconocida equivale a “conocerse o encontrarse a uno mismo”.

La metamorfosis (1915) Franz Kafka 95 páginas

Posiblemente el inicio de esta novela corta sea uno de los más impactantes que podamos leer: “Al despertar Gregorio Samsa una mañana, tras un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto”. Circunstancia que desata el comienzo de una cadena de eventos desafortunados, principalmente para el protagonista y su familia, quienes deben empezar a adaptarse a la nueva vida de Gregorio.

Existen múltiples interpretaciones sobre esta famosa obra que marcó la literatura de inicios del siglo XX. Algunas apuntan a que es una metáfora en la que el autor plantea los sentimientos de inferioridad que el ser humano puede padecer, otras dicen que significa el rechazo de la sociedad hacia una persona que no puede valerse por sí misma, o una crítica al egoísmo.

El arte de la guerra (Siglo IV a. C.) Sun Tzu 40 páginas

“Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla”. Este libro de estrategia que data del siglo IV resume en trece capítulos las mejores tácticas para comprender las raíces de un conflicto de guerra, y cómo afrontarlas con sabiduría. Lo más valioso es que las enseñanzas de este clásico texto chino pueden ser vistas más allá de la milicia; en la vida diaria, por ejemplo. No hay ningún consejo en él que hoy no sea útil.

Muerte en Venecia (1912) Thomas Mann 97 páginas

En esta novela breve, Thomas Mann, considerado una de las plumas más influyentes del siglo XX, nos presenta a Gustave Aschenbach, un escritor consagrado que una tarde después de dar un paseo, decide emprender una melancólica  travesía a Venecia, destino que le tiene preparado un dramático e imposible amor con un adolescente.

Según dijo Mann, La muerte en Venecia es “la pasión como desequilibrio y degradación”. Al principio fue un intento de retratar la pasión de Goethe, que a los 74 años se enamoró perdidamente de la joven Ulrike Von Leveteznow, de 19 años. La idea no se realizó, y en cambio Mann se inspiró de otras figuras importantes de su época, como el pintor Wolfang Born, y el músico Gustav Mahler para construir la personalidad de su protagonista, aunque siempre se ha creído que en realidad la historia tiene tintes autobiográficos. Cabe mencionar que la obra se llevó al cine con el nombre de Morte a Venezia del director Luchino Visconti.

De ratones y hombres (1937) John Steinbeck 56 páginas

El ganador del premio nobel en 1962 se sitúa en la Gran Depresión para narrar las penurias de Lennie, un deficiente mental y su protector amigo George, quienes al borde de la indigencia, son contratados en una granja para trabajar por comida y un sueldo miserable. Ambos sueñan con una vida mejor comprando su propia tierra, pero las limitaciones de Lennie y un inesperado accidente se los impedirá. Esta anécdota también fue retomada en la pantalla grande por Gary Sinise en Of mice and men.

La caída de la casa Usher (1839) Edgar Allan Poe 25 páginas 

El maestro universal del relato corto de terror cuenta en 25 páginas el misterio que rodea la mansión de los hermanos Usher. Una noche “oscura, sombría y silenciosa” de otoño llega un joven a la casa de su amigo Roderick Usher para pasar un tiempo con él y su hermana Lady Madeline, porque dicen padecer un malestar físico, y cierto desorden mental. Ambos temen por su vida, y tras la muerte de uno de ellos comienzan a producirse terribles acontecimientos que traerán un fatídico final.

Como es costumbre, Poe mezcla elementos que no están tan estrechamente relacionados con el terror al que estamos acostumbrados, para dotarlos de un extraño encanto malévolo. En este caso la enfermedad es el elemento clave que hace lúgubre el ambiente que se describe.

La nariz (1992) Nikolái Gógol 44 páginas

Imagina que un día despiertas sin nariz, pues a ésta se le ha ocurrido desprenderse de tu rostro y salir a dar un paseo. Eso le sucede al mayor Kovaliov en el divertido escrito de Nikolái Gógol, al darse cuenta que además, su nariz anda por la calle con un puesto de mayor rango que el suyo. El delirante argumento es una sátira a la vanidad y a la ambición que dominan la vida de las personas que sólo se preocupan por las apariencias y por cómo ascender en la escala social.

El viejo y el mar (1952) Ernest Hemingway 70 páginas

Esta pequeña pero a la vez gran novela de Ernest Hemingway, que tardó 8 semanas en ser escrita para la revista Life, nos habla sobre Santiago, el viejo, un pescador cubano que lleva un tiempo sin suerte en su oficio, hasta que un día logra ensartar un pez espada que lo arrastra al fondo del mar durante tres días. En ese tiempo de lucha, Santiago recuerda su pasado, cuando tenía buenas rachas en la pesca, y a Manolín, un muchacho que solía ayudarlo tiempo atrás.

El personaje de Santiago estuvo basado en Gregorio Fuentes, un pescador español que emigró a Cuba a los 22 años y quien fue primer oficial de cubierta de “Pilar”, el yate de Hemingway. Además de hablar sobre la constancia y valentía, El viejo y el mar aborda temas como la amistad, la soledad y la lucha contra la adversidad.

La segunda variedad (1953) Philip K. Dick 50 páginas 

Esta historia de ciencia ficción lleva al lector a un mundo asolado por una guerra nuclear entre la Unión Soviética y las Naciones Unidas. Estados Unidos huyó a una base lunar dejando a la mayoría de sus tropas, quienes deben luchar contra robots asesinos creados por la ONU. Este es el argumento que Philip K. Dick, el autor de ciencia ficción de culto, nos presenta por medio del oficial Hendricks, el encargado de pactar el fin de la guerra. Este cuento corto, así como otras obras de Philip, fue hecha película en 1996 con el nombre de Screamers.

Utopía (1516) Tomás Moro 76 páginas

El teólogo, político y humanista inglés Tomás Moro crea a través de Utopía, una isla pacífica con un sistema político, ideológico y de convivencia que contrastaba con la sociedad medieval europea en ese entonces. En aquel soñado lugar no existe la propiedad privada, ni la monarquía. Todos los ciudadanos aprenden a ser agricultores o a desarrollarse en otro oficio de acuerdo a sus aptitudes y a las necesidades de la isla, por mencionar sólo algunos ejemplos.

Se cree que la descripción de la isla estuvo inspirada en la que hizo Américo Vespucio sobre el Nuevo Mundo. Además, hace referencia a los pensamientos de Sócrates en La República de Platón, donde también se describe una sociedad idealizada.

Fuente:  culturacolectiva.com

 

13 Respuestas a “10 libros que puedes leer en menos de una hora

  1. El asunto a considerar es: ¿Para qué queremos leer un libro en menos de una hora?

    Por supuesto que el género literario influye en la velocidad de lectura. No es lo mismo la novela policíaca que la fantástica o la literatura de ficción científica.

    En el artículo se mencionan textos complejos que difícilmente puedas comprender cabalmente si los lees a toda velocidad. En esto no debe haber apuro.

    En el listado aparecen: “La Metamorfosis” de Kafka; “Utopía” de Tomas Moro; “La Caída de la Casa Usher” de Edgar Allan Poe, estos no son textos para leerlos a la ligera.

    Lo que sucede es que la modernidad rinde culto a la rapidez y a la cantidad, como bien criticaba Ernesto Sabato. Eso lo hemos extrapolado a todo. Inclusive a la lectura.

    “La Caída de la Casa Usher” esta hecha para ser leída en voz alta y apreciar la estética poética en Poe; “La Metamorfosis” esta hecha para la introspección reflexiva en cada párrafo; “Utopía” está hecha para la crítica al sistema político y la infinita búsqueda humana por la mejora y superación de todo orden social. Nada de esto debe hacerse en una hora.

    Asumir la rápida lectura de una gran obra universal, en el período de una hora, es considerar y reducir el arte a mero entretenimiento.

    • excelente comentario, son lecturas cortas pero que tienen profundidad, pienso de igual forma en que no están echas para leerse como un panfleto, saludos

    • O quizás simplemente esta hecho para gente que viaja y quiere leer en el viaje algo ligero y que se pueda llevar en el bolsillo.
      Discrepo con usted totalmente, estas son obras que pueden ser leídas de forma ligera. No necesariamente se debe hacer una introspección, una búsqueda filosófica, etc. cada vez que se lee. Creo que lo suyo es peor al afirmar como debe leerse algo. Hay muchas formas de leer, pero principalmente la literatura esta hecha para ser leida por placer. No veo cual es el problema con leer la metamorfosis imaginando a un hombre que se despierta convertido en un insecto.
      No creó que este demás recordar que Garcia Marquez decia que cuando leía a Gargantua y Pantagruel el los imaginaba realmente orinando sobre la ciudad y no buscaba metáforas en eso, o a Borges que leyó toda la divina comedia en bilingüe en el tranvía los días que iba a trabajar.
      No sólo la forma académica de leer es la válida.

      • Tiene toda la razón. Este es el mejor comentario que he leído. Tratar de significar todo es quitarle la hermosura creativa a la imaginación de cada uno. Mi muy humilde opinión😄.

  2. O quizás simplemente esta hecho para gente que viaja y quiere leer en el viaje algo ligero y que se pueda llevar en el bolsillo.
    Discrepo con usted totalmente, estas son obras que pueden ser leídas de forma ligera. No necesariamente se debe hacer una introspección, una búsqueda filosófica, etc. cada vez que se lee. Creo que lo suyo es peor al afirmar como debe leerse algo. Hay muchas formas de leer, pero principalmente la literatura esta hecha para ser leida por placer. No veo cual es el problema con leer la metamorfosis imaginando a un hombre que se despierta convertido en un insecto.

  3. Pingback: Reminiscencia·

  4. Pingback: 10 libros que puedes leer en menos de una hora | Los cuadernos de Vieco·

  5. Leer es maravilloso y se complementa con el goce profundo de cada idea, de cada metáfora que invitan a procrear la imaginación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s