El amante japonés

por: Patricia Chung 

Siempre un lector espera mucho de Isabel Allende. Ella nos tiene acostumbrados a magníficos relatos donde las mujeres tienen un protagonismo especial. Son heroínas en su tiempo y con sus circunstancias.

Debo reconocer que el título de la Novela “El Amante Japonés”, me atrapó desde un comienzo. Mi mente imaginó muchas tramas de pasión. Pero al comenzar la lectura comprendí  que el hilo conductor de la historia es la vejez.  Cómo abordar una etapa de la vida tan llena de vivencias, soledad, pérdida de facultades. Cómo saber que cada quien envejece de una manera distinta pero que más allá de lo físico, la escritora nos dice que “El amor y la amistad no envejecen”.

Me llamó la atención el conocer un episodio de la historia de los inmigrantes japoneses en los Estados Unidos luego del ataque sorpresivo de Japón a Pearl Harbor en diciembre de 1941. Cómo fueron segregados y confinados al campo de concentración de Topaz.

Cuando uno comienza a leer, cree que la protagonista es Irina Bazili, una joven inmigrante proveniente de Moldavia  con un oscuro secreto que marcará sus relaciones afectivas y sociales pero con un gran sentido de la responsabilidad. Ella encontrará en el ancianato de Lark House,  un rumbo para su vida llena de tristeza y violencia.

Irina entablará una bella relación con Alma Belasco,  la verdadera protagonista de esta novela. La historia de Alma es muy rica en detalles. Su niñez en la mansión de sus tíos, llamada Sea Cliff, su desarrollo como artista bohemia que pintaba telas, luego la relación un poco extraña con su primo Nathaniel, quien pasará de ser su confidente a su salvador, y su destino.

 Isabel Allende nos da a conocer la vida de una mujer que amó, pero no fue capaz de ir más allá de los convencionalismos sociales, porque siempre mantuvo en secreto a su gran amor. La relación de Alma con Ichimei Fukuda, un jardinero japonés sin mayores aspiraciones pero con una habilidad especial para crear los jardines más hermosos; es contada a profundidad con sus ausencias y presencias. El recurso epistolar es empleado para darnos a conocer los sentimientos del amante japonés.

La escritora usa el amor como hilo conductor de los sentimientos de Alma. Ella siempre le será fiel a Ichimei. Y abordando el tema de la reencarnación, el amante le escribe en su última carta “Amarnos es nuestro destino, nos amamos en vidas anteriores y seguiremos encontrándonos en vidas futuras”  (8 de enero de 2010)

El Amante Japonés es una novela que nos hace reflexionar porque a la final todos llegaremos al ocaso de nuestras vidas y lo que nos queda es el recuerdo y la pasión con la que hayamos vivido.

QuéLeer no se hace responsable por las afirmaciones o juicios de valor expresados por los colaboradores en la sección de Reseñas.

4 Respuestas a “El amante japonés

  1. Yo leí ese libro, excelente, lo recomiendo con los ojos cerrados, me sorprendió y horrorizó la segregación de los japoneses luego del ataque a Pearl Harbor, saludos y feliz año.

  2. A me encantó!! La historia es bellísima! El amor entre Ichimei y Alma es hermoso.. La historia te atrapa desde el comienzo.. Y coincido con algunos de los comentarios, me impresionó enterarme de lo mal que lo pasaron los japoneses que se encontraban en los Estados Unidos luego del ataque de Pearl Harbor. Recomendadísimo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s