Libro celular por Sergio Marentes

Tengo que hacer un viaje de doce horas en automóvil y, como siempre, el problema es qué leer mientras tanto. No necesariamente qué libro (aunque sí, pero para ello existe el azar, el gusto y el disgusto, la suerte, etc.) sino el paisaje y las gentes que le dan el color. Así que no sé qué leer, o si leer durante el viaje, o dejar que me lean mientras serpenteo como el lenguaje en el papel que nos comemos con los ojos cuando creemos leer.
En caso de pasar por delante de sus ojos, lectores, les pido perdón por haber sido sin pena ni gloria.​

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s