Poemas para pasar de moda

¿Puede hacerse una antología para estar fuera tanto del canon como de la vanguardia?

Bueno, parece que sí. Eso fue lo que se propusieron la española Luna Miguel y los mexicanos Enrique Adrián Martínez y Jesús Carmona-Robles con un libro que reúne el trabajo de treinta y cinco jóvenes escritores que prefieren la lírica como género de expresión. Por su puesto que fue una broma cuando dijeron que iban a sacar la antología de poetas definitiva de esta generación y por eso decidieron titularla Pasarás de Moda.

“Buscamos que el lector nos quite cierto estigma que tenemos los jóvenes de que no hay seriedad en lo que hacemos. No hicimos una antología con autores que tuvieran el mismo tono porque no queríamos construir un canon; es heterogénea pues lo único que quisimos fue decir cómo están escribiendo hoy. No sabemos qué va a pasar con estos poemas, el tiempo lo decidirá: tal vez pasarán de moda”, explica Carmona-Robles quien accedió a hablar sobre esta empresa que acaba de publicarse este mes, aunque comenzó a fraguarse el año pasado en la FIL Guadalajara y terminó de concretarse en Madrid, coincidiendo con el Festival PoeMad, a donde llegó Carmona-Robles a presentar una muestra.

Pasará de moda

La antología pretende reunir a autores nacidos después del año 1985 y cubrir el mapa de la lírica contemporánea. Las dificultades para lograr esto último son evidentes visto que no hay autores panameños, cubanos o bolivianos, por ejemplo, y que la representación de Venezuela se limita a la presencia de Carlos Colmenares Gil y Oriette D’Angelo, cuyos textos seleccionados funcionan bien con el resto de las obras de la antología, pero que no pueden ser lo más representativo de la variopinta escena poética del país. Las representaciones más numerosas son de España, Argentina y México, cada una con cuatro autores y luego Chile y Colombia, cada una con tres. Lo interesante en el caso venezolano es que en ambos autores convocados pueden encontrarse en las metáforas del cuerpo una relación que está más allá de la nacionalidad de sus escritores.

El libro incluye las traducciones de los textos de tres escritoras cuya lengua de expresión es el inglés. Son la puertorriqueña Arvelisse Ruby, alias “Lola Pistola”, Melissa Lozada-Oliva, que nació en Boston en 1992 pero es hija de guatemaltecos y se define como artista del “spoken word” (o palabra hablada) y Robin Myers que nació en nueva York pero que desde 2011 vive en Ciudad de México. Carmona-Robles tradujo sus textos y señala que en las tres podía encontrarse una íntima relación con el español. “Los jóvenes actuales dejan de pensar en Estados Unidos, España o México y más bien prefieren pensar en América y Europa; esto lo puedes ver hasta en sus preocupaciones literarias. En los poemas de estas tres chicas el castellano es un campo semántico importantísimo”, dice antes de ofrecer como ejemplo el texto de Lozada-Oliva “Sabes decir Arroz con Pollo pero no sabes decir qué eres”: “Si me preguntas si mi español es fluido te diré que mi español es un rompecabezas olvidado bajo la lluvia. Muy mojado como para hacer que sus partes embonen y entonces sea igual a la foto de la caja.”

Para el antólogo la soledad, el hastío y la búsqueda de la belleza en el medio del caos son los tres motivos que le compilador reconoce en la antología. “Quiero pensar que en la búsqueda de la belleza hay una suerte de ética que reflexiona a partir de la idea de que si ahora el mundo se está cayendo a pedazos es porque hemos perdido la concepción d leo bello”.

Yo añadiría a esa lista la obsesión por la omnipresencia de las redes sociales y de Internet. Para muestra dos autores: Puede percibirse en las muestra de la argentina Malén Denis con títulos como “Te Google para sentirte cerca” o “Estoy triste porque me siento despreciada por Internet”. Y también en las del colombiano “llevo 2 horas hablando en Skype con Rut” o “Tuits que nuca envié”.

A pesar de que en toda la antología hay una intención de heterogeneidad que escapa a cualquier intento de unidad, pienso que Pasarás de moda debería leerse como una panorámica de voces interesantes, la mayoría influenciadas por la perfomances poéticos o slams que se desarrollan por todas partes y que pueden verse en YouTube en cualquier momento. No creo que este sea el retrato de una generación, aunque acepto que lograr ese aire de familia al que se refería Carlos Monsiváis es imposible en esta época cuando por acción de las redes sociales es cada vez más difícil separa el trigo de la paja. La angustia de la falta de certezas quizás sea la única unidad posible.

Publicado en Colofón Revista Literaria por Michelle Roche

Una respuesta a “Poemas para pasar de moda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s