Cartas a un poeta maduro

Lo primero que llama la atención de El cielo de Lima (2014) es la agilidad informada y cautivadora de la prosa de Juan Gómez Bárcena. El autor nacido en Santander en 1984 toma un motivo por antonomasia del melodrama, el intercambio epistolar entre enamorados separados por el Océano Atlántico, y sin detenerse en descripciones vacuas ni en acciones demasiado truculentas hace un retrato del mundo cultural de principios del siglo XX en Perú –marcado por irreconciliables diferencias sociales–, a partir de una travesura de dos aspirantes a poetas que pretenden enamorar de una mujer ficticia a Juan Ramón Jiménez, autor canónigo de la letras en castellano. El resultado es que, al cabo de las 317 páginas de la publicación editada por Salto de Página, una historia de amor entre un autor y un personaje se transforma en una metáfora de la literatura, entendida como la capacidad de unir las emociones de personas que habitan contextos completamente distintos, convirtiendo los imaginarios íntimos en sueños de grupo.

ElcielodeLima portada

José Gálvez y Carlos Rodríguez son dos jóvenes poetas mediocres que se hacen pasar por una señorita limeña llamada Georgina con el objeto de conseguir el ejemplar de Arias tristes (1903) firmado por el autor, quien ha ignorado sistemáticamente las cartas halagadoras que ambos veinteañeros le han enviado. Pronto, sin embargo, lo que comienza como una treta pícara se convierte en una faena capaz de resquebrajar una amistad y, quién sabe si también estropear el corazón de uno de los poetas más importantes de la primera mitad del siglo XX. “La primera vez parece una broma, pero luego resulta que no es una broma”, escribe Gómez Bárcena, que en 2008 resultó finalista del XII Premio Vargas Llosa NH de libro de relatos: “Uno de los dos dice casi sin pensarlo: sería más fácil si fuéramos una mujer bonita, verías como entonces a don Juan Ramón se le iba el alma en contestarnos, esa alma suya de violeta, y entonces se interrumpe de pronto, los dos jóvenes se miran un momento y casi sin quererlo la travesura ya está urdida, ríen, se felicitan por la ocurrencia, intercambian palmadas y vasos de pisco, y a la mañana siguiente se reúnen en la buhardilla con un pliego de papel perfumado, que Carlos se ha acordado de robar del escritorio de su hermana”.

Desde ese momento y hasta el final del libro se describe la historia que tejen las obsesiones de dos jóvenes literatos cuyas ideas sobre el amor y la femineidad –o, más exactamente, sobre cómo deberían ser los personajes femeninos, puesto que José imagina a Georgina morena y buscona, mientras que para Carlos es una la rubia de castidad mariana– se enfrentan en la confección de su mejor ficción: la de una mujer que enamora al célebre autor de Platero y yo (1917). Pero entre uno y otro momento transcurre en Perú la huelga de los estibadores de del Callao, que exigen rebajar la jornada laboral a ocho horas diarias, los viajes trasatlánticos de un buque que va entre los puertos de Buenos Aires y Barcelona lleno de cartas donde habita una rata filantrópica que se come las malas noticias y, lo más importante, ocurre la transmutación del par de jóvenes soñadores en dos adultos cínicos. Mientras tanto, Gómez Bárcena escribe en clave de metaliteratura la historia de dos poetas que quieren seducir a quien, medio siglo después de la fecha en que se ambienta esta novela, ganará el Premio Nobel de Literatura, pero escribe también un poco de su propia historia de autor que mira desde el futuro a una tragedia desarrollarse: la de “un hombre que intenta hacerle el amor a un fantasma”, la de un escritor que se enamora de un personaje. Basada en una anécdota tomada de la vida de Juan Ramón Jiménez, el también autor del libro de relatos Los que duermen (2012) escribe como un lector que sueña dentro de una novela poblada de escritores que llevan a cuestas sus ficciones reales.

Publicado en Colofón Revista Literaria por Michelle Roche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s