Personas cada vez leen más libros en sus smartphones

El primer e-book salió al mercado en 1998. Desde entonces, la industria editorial ha cambiado mucho. Sin embargo, no todo está saliendo como se esperaba. Por ejemplo, hoy, si bien las tablets el gadget preferido por los lectores de libros digitales, cada vez está más claro que el futuro de la industria editorial no está en los e-readers sino en los smartphones.

Los siguientes indicadores te pueden dar una idea clara de cómo se está moviendo el mercado de los libros electrónicos:

  • En 2012, el 30% de los compradores de e-books leían el libro en tablets. Hoy esta cifra se ha elevado a 41%.
  • En 2012, solo un 24% de los compradores de e-books leían en algún momento sus libros en sus smartphones. En 2014, esta cifra ya se había elevado a 54%.
  • Más aún, en 2012, solo un 9% de compradores de e-books leía únicamente sus libros en sus smartphones. En 2015, esta cifra ya es de 14%.
  • Mientras tanto, el uso de e-readers como Kindle y Nooks es cada vez menor entre los compradores de e-books y se ha reducido de 50% a 32%.

Estos indicadores ya están motivando un ajuste en los planes de las empresas editoriales para diseñar, promocionar y vender libros. Las pantallas, para comenzar, son más chicas que las de los e-readers, aunque cada vez las diferencias son menores, especialmente desde el lanzamiento del iPhone6 y el iPhone6+.

Respecto de este aspecto, los analistas son muy prácticos: para la mayoría de ellos, el mejor dispositivo para leer un libro es precisamente aquél que uno tiene siempre consigo. En eso el smartphone supera a todos los demás. Con un smartphone puedes avanzar la lectura de tu libro en la cola del supermercado, mientras esperas tu cita con el dentista y hasta mientras te desplazas en el Metropolitano, sin tener que estar cargando un dispositivo de mayor tamaño como un tablet o un e-reader.

Sin embargo, sobre lo que no existe consenso todavía es respecto de si las personas pueden prestar el mismo tipo de atención y alcanzar el mismo nivel de concentración al leer un libro con un smartphone en comparación con otros e-readers o tablets o incluso con los libros impresos. Para muchos, esto no es posible principalmente porque por su misma naturaleza un smartphone nos predispone a estar alertas a noticias y mensajes, algo que no es exactamente lo que una persona requiere para leer y asimilar el contenido de un libro con tranquilidad. Precisamente por esto es que los libros impresos siguen teniendo gran demanda y no han podido ser desplazados por ningún dispositivo tecnológico.

FUENTE: http://proexpansion.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s