Un biógrafo apócrifo por Sergio Marentes

Tenía que escribir mi biografía en un minuto. No podía creerlo: un minuto.

—Es para la edición especial del domingo —me dijo el editor del periódico.

—Lo intentaré —le dije, y tomé el libro que tenía en la maleta. Por suerte, allí estaba escrita mi biografía en forma de poema. Lo transcribí y le puse mi nombre al poema.

Hui lo más lejos posible para no ser descubierto.

Aún hoy, luego de cien años, sigo siendo el autor de ese poema que leo casi a diario. Sabía que era mi biografía y que el editor no lo leería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s