Lo que no suena también ensordece

Meditado, sentido, reposado, no de otra forma podíamos percibir el nuevo libro del poeta Alfredo Chacón (de larguísima trayectoria en la historia lírica nacional). Sin mover los labios (Oscar Todmann Editores, 2015) refiere desde su título al silencio, pero a esa ausencia de sonido que es capaz de transmitir los truenos de la tormenta por la que ha pasado el viajero. Escrito desde el dolor (el causante de la mudez), los versos se aprecian comedidos o pronunciados bajito, pues el alma ya no da para más. El texto, se nota también, ha sido meditado hondamente porque la referencia externa a la escritura ya se ha asimilado y ha permeado hasta las entrañas.

11393047_10155620573770697_3131462178348111972_n

No daremos datos acerca de cuántos y cuáles libros de poesía ha escrito esta suerte de budista llanero, nuestro, propio, pero sí sabemos que son varios y de calidad comprobada. Recientemente el Movimiento Poético de Maracaibo le editó uno de sus primeros libros por razones que ellos esgrimen, en su colección Puerto de Escala. Esta edición es apenas una muestra del fervor con el que los poetas jóvenes rinden homenaje a una escritura ya ancestral. A su producción viene a sumarse ahora esta deuda pagada tantas veces con la escritura y el silencio, el poema y la ausencia de palabras.

El maestro Chacón señala en la solapa de su libro que en algún momento llegó a afirmar que “la lectura es el único contacto perfecto con el mundo y la escritura es la lectura perfecta”. Divagar acá sobre estos términos esenciales para todo el que se asoma al poema (como lector o escritor) sería una tarea inane, en el sentido en que solo daríamos vuelta a un animal conocido y, a un tiempo, insondable. Husmear en sus palabras, acariciar su pelambre, olfatear sus emanaciones, son meros ejercicios de autocomplacencia, para descubrir en el otro lo que de nosotros hay en él.

¿Hasta dónde la palabra delinea lo que no se puede escribir? ¿Cuál es el alcance del lenguaje para decir lo no dicho y lo que nunca seremos capaces de pronunciar? ¿Es el silencio producto de nuestro ser pasmado ante la mudez? ¿O es acaso un entrenamiento para el fracaso definitivo? Advertimos tras los textos experiencias particulares de otro que nos advierte. Miramos en el espejo de la página (perdónenme el cliché) que nubla nuestra propia imagen. Porque nada humano nos es ajeno, para repetir torpemente la casi gastada frase de Terencio. El otro es nuestro semejante y no somos únicos pese a que, como explica el mismo poeta, nuestras producciones nos parecen figurar entre “lo máximo”.

El libro desliza sus textos ante los ojos de un lector que comprueba sus dudas, que se sabe falible, nada o casi nada. El silencio y la palabra son temas a los que acuden los grandes poetas, cuando eso que llaman la vida (que es una entelequia) nos abruma con su presencia.

Es aquí preciso citar un poema que nos causó honda conmoción: por lo simple y demoledor de lo que expresa. La palabra no alcanza, es definitivo, para decir lo que se anhelamos exorcizar, pero es cierto que sirve de bálsamo para aliviar las quemaduras más corrosivas.

10 de octubre

                        Fue el día

                        que menos pudo contar conmigo

                        y el día

                        con el que menos pude contar

                        El día

                        que anocheció conmigo

                        como nunca.

                                                           Para Valentina más que en la memoria

Grande este texto, grande este libro, grande el poeta. Sin mover los labios es “camino”, “distancia”, “empeño”, “escritura”, “todo lo posible”. Celebramos esta nueva huella en la ruta del poeta Alfredo Chacón.

Miguel Marcotrigiano L.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s