El oficio de Liendo

En torno al oficio de escritor, el más reciente libro de Eduardo Liendo editado por el sello independiente Lugar Común en 2014, está conformado por dos secciones que muestran la agudeza didáctica y creativa del autor nacido en Caracas en 1941. La primera presenta cuatro ensayos que son producto de conferencias dictadas por el autor en diversos encuentros literarios y académicos y la segunda reúne una selección de 17 cuentos, todos pertenecientes a sus mejores colecciones del género, como los libros El cocodrilo rojo (1987) y Contraespejismo (2007). El tema que un su prosa de ficción con la reflexiva es el del oficio de pergeñar palabras sobre el papel para compartirlas con los demás. Entre los cuentos destacan los relatos talla “micro”, como “¿Quién mató a Sherezada?”, sobre el final “real” de la bella contadora de cuentos; el frustrante “La página”, de un escritor que olvida guardar en la computadora su trabajo y “La visita”, sobre lo decepcionante que resulta, a veces, la fulana Musa.

AF-Portada-En-torno-al-oficio

El más extenso de los escritos es el mismo que da título a la obra; se trata de la versión de la conferencia presentada en la Universidad de Colorado, en Boulder el año de 1996, donde describe con detenimiento de qué se trata escribir: desde el sublime reclamo de la misteriosa iluminación –aunque diga que hay escritores, como Miguel Ángel Asturias, que no creen en esta forma de inspiración sino “en las nalgas”– hasta el mundano diez por ciento que cada autor cobra a una editorial –según una convención internacional– por comercializar sus libros. Se refiere además a las voluntades de creación y de estilo a las cuales reconoce como las fuerzas que moldean el carácter de un escritor y señala que eso que llama “el oficio de vivir” es tan importante como la observación, la imaginación y la investigación para la literatura, sea esta de ficción o de no ficción, género cercano al periodismo ya las memorias al cual dedica varias páginas.

Lo mejor de la obra es cuando Liendo habla (escribe) de la lectura. “La literatura se nutre en buena medida de la misma literatura, por tal motivo, para un escritor (o un autor potencial) leer no es nunca un acto completamente gratuito, puesto que en esa obra leída con particular interés puede encontrarse un germen de la propia obra”, dice el también autor de El mago de la máscara de vidrio (1973). Este es el tema de su “Elogio a la lectura”–la primera parte de su texto leído en la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo en 2008–, en el cual intenta alejarse de las posiciones tópicas sobre la importancia del desarrollo de esta actividad, especialmente en los niños, para enumerar las ventajas de este proceso cognoscitivo, entre las cuales –además de señalarla como una forma provechosa de usar del tiempo libre– la cita como una buena herramienta para el desarrollo de la mente, de la capacidad de concentración, el enriquecimiento de la imaginación y señala su importancia como fuente de conocimientos de los más diversos tipos.

Tampoco el perfil de este narrador quedó por fuera en el libro. “Soy un escritor en el que confluyen la calle, la cárcel y la biblioteca, lo que me diferencia en algunos aspectos de otros escritores venezolanos que poseen una formación distinta. Creo que la literatura es, afortunadamente, una actividad con aliento universal y un acto esencialmente individual”, escribe también, como memoria de intenciones sus “Reflexiones como narrador”, un texto leído por primera vez en la segunda bienal de Literatura Mariano Pucón Salas, en 1993. Allí queda en evidencia que el gran aporte de este libro, además de la profusión de citas que permiten reconocer una constelación de autores que influyeron sobre la obra del creador de Si yo fuera Pedro Infante (1989) es que presenta la entrega de Eduardo Liendo al oficio y arte de la palabra sobre el papel. Por esa razón, En torno al oficio de escritor es una pieza de antología que los amantes de la obra del autor caraqueño no deben dejar de leer y que es obligatoria para los que apenas empiecen a asomarse a su extenso universo temático.

Por cierto que el año pasado, Liendo también publicó la novela que lleva el misterioso y musical título del bolero interpretado por el cantautor cubano César Portillo de La Luz en la década de los años cuarenta, Contigo en la distancia. En el libro publicado por el Grupo Planeta un niño viaja en un autobús que podrirá llevarlo hacia la muerte, sin saberlo.

Publicado en Colofón Revista Literaria por Michelle Roche

2 Respuestas a “El oficio de Liendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s