5 viajes literarios para los amantes de los libros

aracataca

1. Ámsterdam y “El diario de Ana Frank”:

La capital de los Países Bajos es también la que albergó a la niña Ana Frank, perseguida junto a su familia por la Alemania Nazi, y fusilada en 1944 cuando les descubrieron en la buhardilla de unos almacenes en dónde se escondía. Aparte de los atractivos que la ciudad suele tener para los visitantes que van desde su casco histórico hasta el característico Barrio Rojo, esta urbe fue testigo setenta años atrás de la barbarie y, a la vez, de la historia del siglo XX europea.

Casa de Ana Frank: Esta se encuentra ubicada en la calle Prinsegacht 267 y se puede visitar aproximadamente desde las 9 de la mañana hasta las 19 horas con una pequeña ampliación en los meses de verano. La visita guiada tiene un coste de 9 euros como tarifa genérica aunque merece la pena, especialmente, si antes se ha leído el libro sobre Ana Frank. Con el documento del diario, la visita guiada cobra aún más sentido ya que se pueden reconocer cada uno de los sucesos que ocurriría en esa casa.

Si se quiere hacer una escapada a Amsterdam sin perderse ni un solo detalle de la historia reciente que tuvo lugar en la capital holandesa, quédese con otras referencias tales como la ocupación nazi que acaceió en Mayo de 1940 y que se llevó a 100.000 judíos a los campos de exterminio. Son visitas obligadas el Museo de la Resistencia o el Monumento a los homosexuales. Amsterdam fue una de las capitales que pretendían mantenerse neutrales ante el ataque nazi pero los alemanes entraron, finalmente, con sus tropas en la primavera del 40.

2. Aracataca y “Cien años de soledad”

El idílico pueblo de Macondo fue imaginado por Gabriel García Márquez y solamente estaba en su fantasía y dentro de ese realismo mágico con el que adornó su obra. Sin embargo, el pueblo de Arataca, natal del autor, fue consciente del paralelismo entre su pueblo y ese otro que habitaba la mente del escritor y recientemente se le cambió el nombre en honor de él.

Arcataca es una población colombiana que se encuentra ubicada a unos kilómetros de la costa. Se trata de una localidad de casi 40.000 habitantes y cuenta con una estación de ferrocarriles histórica, casa museo consagrada a Gabriel García Márquez y la casa del telegrafista. Algunas de estas obras así como la tumba de Melquíades o los tours que están habilitados desde la Gipsy Residence para los turistas, son ideales para adentrarse en las historias del pueblo ficticio de Márquez que, por supuesto, tenía mucho que ver con la realidad.

3. Tánger y “El almuerzo desnudo”

La novela de William Burroughs que ha trascendido por ser una de las más conocidas de la generación Beat fue también una de las más laureadas debidoa a que su inspiración le llegó en su viaje a Marruecos, específicamente a la ciudad de Tánger en dónde residió durante varios meses. El almuerzo desnudo fue escrito durante los años 50 en el hotel El – Muniria. El Gran Café París fue uno de los más frecuentados tanto por el propio Burroughs como por Allen Ginsbergh y muchos otros.

Actualmente, Tánger nos ofrece tanto este hotel y el bar – actualmente muy turístico -como otras muchas maravillas entre las cuáles se pueden destacar su medina, el zoco y el puerto de la ciudad. Además, Tánger se encuentra en una ubicación privilegiada, muy cerca de Ceuta y no especialmente alejada de Melilla. Está también a pocos kilómetros de Tetouán.

4. Las Vegas y “Fear and lauthing in Vegas”

Las Vegas es el paraíso – y, en ocasiones, el infierno, más terrenal que han dado al mundo los estadounidenses -. Por ello ya es interesante conocerlo y, sin embargo, tiene mucho más ya que numerosas películas han sido rodadas allí pero, ¿Qué hay de la literatura? El periodista y escritor Hunter S. Thompson nos lleva a un psicodélico viaje junto con su abogado a la ciudad de Las Vegas. Alojarse en uno de los hoteles, jugar a las tragaperras o cenar en alguno de los restaurantes temáticos son algunas de las actividades obligadas en esta ciudad.

5. San Petersburgo y “Crimen y Castigo”

Raskolnikov, Rodión como apodo cariñoso, es el personaje más conocido de Dostoievski. Su desafortunada historia cala muy hondo y no es extraño que muchos mantengamos a este entre uno de nuestros personajes inolvidables de todos los tiempos. La ciudad de San Petersburgo es el escenario en el que Raskolnikov vive sus andanzas y también es testigo del declive de la ciudad imperial.

La travesía Stoliarny fue el lugar elegido para que Raskolnikov se hospedara. El puente Kokushkn fue atravesado en varias ocasiones y que daría a la casa de la usurera en el canal Griboyédov 104, la polícia en el mismo canal en el número 67 y la prostituta que se encuentra en la calle en el número 73. Completar la visita con un viaje desde San Petersburgo a Moscú puede ser muy interesante ya que, después de esta visita literaria, observar el kremlin en todo su esplendor así como la plaza roja puede ser ideal para todos los viajeros amantes de la historia rusa.

Fuente: blog.travelgenio.com

Una respuesta a “5 viajes literarios para los amantes de los libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s